El frikismo literario en sagas y maratones

De un tiempo a esta parte, se ha desatado todo un fenómeno literario y cinematográfico que consiste en lo siguiente: alargar las historias lo máximo posible.

Si un primer libro triunfa, y el siguiente también, ¿Dónde parar?, sagas tan  famosas como la de Harry Potter, Juego de Tronos o El señor de los anillos, han atrapado a millones de lectores por todo el mundo, lo que requirió una continua publicación de novelas que parecía no tener fin, y que a los frikis como yo se nos partió el corazón cuando terminaron.

saga harry potter

Además, ahora la moda es que todo lo que se publica de literatura juvenil, se haga directamente como saga o trilogía, como Divergente, Los juegos del Hambre, La selección, After, o la odiada/amada saga Crepúsculo.

saga divergente 

Pero ahí no queda la cosa, cuando vemos en la gran pantalla el tráiler de la adaptación de nuestra historia preferida al cine, vuelve esa ilusión recobrada, como nervios y sentimos esa crítica interior expectante a ver en qué partes de la película han omitido o han modificado detalles clave del libro. Porque los frikis somos así.vista cansada

Incluso algunas salas de cine, han hecho en días especiales maratones de sagas, cosas que solo aguanta el cuerpo de un auténtico fan. Si no nos habíamos dejado los ojos bastante leyendo las novelas hasta tarde, cada vez con menos luz, meterse en una sala de cine non stop durante más de 5 horas requiere el fanatismo y los ojitos de un profesional. Y es que la lectura puede ser un indicador adelantado de problemas de visión, cosa que a día de hoy no tiene ningún misterio y una sencilla operación de la vista cansada o presbicia puede solucionar. Podemos encontrar mucha más información relacionada en iGlobalMed.

Para muchos es cansino que una historia nunca llegue a su fin, para los que preferís las historias eternas, amáis a sus personajes y os haríais hasta un tatuaje del trono de hierro o el expecto patronum, estáis de enhorabuena, bienvenidos a la era de las novelas, las películas y las series que nunca tienen fin.

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario