Rusia llega a la superficie del lago Vostok de la Antártida


Noticia fresquita ahora que hace frío. Científicos rusos han conseguido perforar los más de 3Km y medio de hielo que separan la superficie de la Antártida del agua líquida aislada en lo que se conoce como el lago Vostok. Po bueno, po fale, po malegro que diría el Makinavaja. Pues no, la noticia es bastante más importante de lo que parece y no está falta de una cierta polémica.

El lago Vostok es un lugar único en la Tierra, hay otros lagos apresados bajo el hielo, pero ninguno tan antiguo, tan grande (de hecho es uno de los lagos más grandes del planeta, midiendo 250Km de largo) y sobre todo tan interesante para la ciencia. ¿Y en qué es interesante un lago en la Antártida que no pueda serlo un charco en Soria? (allí hace mucho frío también) Pues en varios aspectos, pero el fundamental es que puede ser la zona de pruebas ideal para encontrar seres vivos (y coleando) fuera de nuestro querido y castigado planeta.

Según se va perforando el hielo, cada muestra obtenida un poco más abajo que la anterior significa retroceder en el tiempo y tener una muestra de cómo era el clima y la atmósfera en cada momento. Pero lo alucinante es lo del agua (que por cierto no se sabe del todo seguro el por qué permanece líquida). Este lago se formó hace mucho mucho tiempo, pero lo interesante es que sus aguas llevan como mínimo 1 millón de años completamente aisladas del exterior en una especie de tubo de laboratorio gigantesco.

En este agua se espera encontrar criaturas completamente distintas a lo que conocemos, capaces de vivir en completa oscuridad y -3ºC, un ecosistema que teóricamente obtendría su energía primaria de fuentes termales y de la descomposición de elementos químicos (como en las cuevas de Movile en Rumanía y en las chimeneas submarinas de las dorsales oceánicas). Hay ya muestras de hielo con microoganismos que apuntan a que estás criaturas están allí.

No nos flipemos, nadie espera encontrar una nueva especie de pescadilla antártica, probablemente lo que haya sean microbios o como mucho gambitas como la que encontró la NASA mientras hacía pruebas de perforación en el hielo.

¿La NASA? Pero si esos son de mirar para arriba, no para abajo ¿no? Pues sí, la NASA, porque lo que hay en el lago Vostok parece que no es muy distinto de lo que hay en la luna de Júpiter Europa, agua líquida cubierta por una enorme capa de hielo, capaz potencialmente de albergar vida coleante.

Por eso el agua del lago Vostok es el sitio ideal para probar una futura misión a Europa, y por eso es fundamental que cualquier cacharro con el que experimentemos no contamine el agua, los científicos tienen que estar seguros de que lo que se encuentran no es afectado de ninguna manera por con sus actividades de investigación. Y parece que los rusos podrían haberla liado parda, científicamente hablando.

El logro ruso es más técnico que científico, pero la tecnología que han usado no asegura la no contaminación del entorno ni de las muestras según algunos científicos (de hecho se habían parado a 100m del agua mientras depuraban la técnica de extracción). El caso es que han llegado al agua y según ellos, debido a la presión a la que está confinada el agua nada ha entrado en este ecosistema antes de que se volviera a cerrar el agujero (es como si abres un grifo e intentas meter agua por él, el agua que sale no deja que nada entre).

Esperemos que sea así, que se encuentren respuestas a 3km bajo el hielo y que nos sirva para que pronto veamos los primeros seres vivos fuera de la Tierra. Por cierto, para los amantes del misterio, hay una anomalía magnética enorme en este lago que nadie es capaz de explicar satisfactoriamente (salvo los Ikers Jiménez de turno claro está).

Sin duda son tiempos interesantes, especialmente si eres un científico que estudias los mecanismos de creación y adaptación de la vida en condiciones extremas. Bueno, siempre y cuando no seas friolero claro.

Saludos!!!!

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar