Gastar dinero en Marte


¿Merece la pena gastar dinero en Marte con la que está cayendo en la Tierra?

Hoy ha aterrizado con éxito la MSL (Mars Science Lab), un proyecto que va a costar 2500 millones de dólares americanos repartidos en 7 años. ¿Es ético gastarse este dinero de los contribuyentes estadounidenses mientras allí también hay crisis y problemas para poner en marcha un sistema sanitario público?

La misión del MSL consiste en lanzar un rover del tamaño de un coche y una tonelada de peso, hacerle recorrer 600 millones de kilómetros para intentar acertar en una elipse de unos pocos kilómetros. Para ello se le decelera contra la atmósfera llegando a más de 1000C, se le frena con un paracaídas supersónico y finalmente se le cuelga de una especie de grúa-jetpack, todo esto de forma completamente automática por el retardo de la señal. Y la NASA lo ha conseguido.

Pero esto es sólo el inicio. Una vez allí una decena de instrumentos que incluyen rayos láser de peli de ciencia ficción, un brazo robótico con la misma libertad de movimiento que el brazo humano, analizadores de muestras robotizados y cámaras estereoscópicas que recuerdan al Número 5 de cortocircuito se pondrán a analizar la química y la geología marciana, siguiendo el rastro del agua y, si hay suerte el del carbono. En otras palabras, seguir el rastro de la vida (¿pasada?) en Marte.

Y mucha gente opina que esto es intolerable dada la situación actual. Desde luego todo es opinable, pero hoy escuchando a uno de los responsables del proyecto de la NASA él decía que no han lanzado millones de dólares en Marte, que los han gastado en la Tierra. Los beneficios tangibles que este tipo de proyectos traen consigo no siempre son evidentes, pero las comunicaciones como las conocemos hoy, los microchips y hasta el microhondas no existirían o llevarían años de retraso de no ser por la investigación espacial.

Hay quien dice que la investigación militar ha dado muchos más avances que la espacial, y probablemente sea cierto, pero hay un dato demoledor que para mí responde por sí solo la pregunta inicial. Una semana de guerra en Irak y Afganistán cuesta 3,3 millones de dólares, una vez y media lo que el programa MSL

Para mí no hay duda que es un dinero bien empleado, esto es I+D extremo señores. Me quedo con otra de las frases que escuché esta mañana en la rueda de prensa. “Esta misión le ha costado al contribuyente menos de 7$, lo que cuesta una entrada de cine, y yo está película quiero verla”, la castaña ridícula de Prometheus ha costado 130 millones, ahí queda eso.

Saludos.

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar