Bienvenidos a “La Familia”

Varias han sido las incursiones del cine en los negocios de las “familias” italianas, aunque algunas de ellas han dejado verdadera huella en el celuloide.

Las tres partes de “El Padrino” de Francis Ford Coppola constituyen “La Trilogía” por excelencia del mundo de la mafia. No me adentraré hoy más en ellas, porque se merecen un artículo del blog dedicado en exclusiva.

Otro director de renombre que ha tocado este género ha sido el, por fin, oscarizado Martin Scorsese. Aunque en su última película “Infiltrados” se centre en la mafia irlandesa, “Casino” y “Uno de los nuestros” tocan directamente los delicados tejemanejes de los italianos afincados en los Estados Unidos.

Mención especial merece “Érase una vez en América” del mítico director del denominado género espagueti-western Sergio Leone que sacó muy dignamente adelante la producción ítalo-americana que narra la evolución de un grupo de amigos que se inician en el mundo del hampa en el Nueva York de los comienzos de 1900.

Brian De Palma nos trajo además de la, en mi opinión, mejor parte de Misión Imposible, otra referencia del género: “Los Intocables de Elliot Ness”. Narra los esfuerzos de un agente federal que intenta frenar la introducción ilegal de alcohol por parte de la mafia en el Chicago de la ley seca de los años 20.

Otros directores no tan consagrados han realizado buenas películas del género como Mike Newell con “Donnie Brasco” (una de mis favoritas) o algunos ya consagrados por otros géneros tienen un pasado en la familia como es el caso de los hermanos Andy y Larry Wachowski con “Lazos Ardientes”.

Estoy seguro que ni están todos los que son ni son todos los que están, es una selección personal que espero que capte la atención para los neófitos del género y disfruten de largas horas de cine en compañía de “La Familia”.

Artículos relacionados

Acerca del autor

5 Comentarios

  1. Warning
    17 abril, 2007
  2. De Cabo
    17 abril, 2007
  3. Briefer
    18 abril, 2007
  4. tony io2
    3 mayo, 2007
  5. Tony Montana
    31 diciembre, 2007

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar