La película de la semana: Los crímenes de Oxford


los_crimenes_de_oxford.jpg

“El crimen perfecto no es aquel que se queda sin resolver sino el que se resuelve con un falso culpable.”

Con Álex de la Iglesia me ocurre siempre lo mismo. Reconozco que es un director diferente y con talento, que sabe elegir los proyectos en los que se embarca. Sin embargo, en casi todas sus películas la sensación es que podía haber salido mucho mejor, que no remata su obra y que decepciona. Me ocurrió parcialmente en “El Día de la Bestia” y en “Muertos de Risa“. “Perdita Durango” no la cuento porque es la novatada que pagó por rodar en Hollywood y es horrenda, y no he visto “800 Balas“. Solamente con “La Comunidad” pienso que ofreció una película redonda. 

Los crímenes de Oxford tiene un interesante y arriesgado prólogo, puede que sea lo mejor del film, en el que se nos cuenta el nacimiento de una de las obras filosóficas más importantes del siglo XX, el Tratactus de Ludwig Wittgenstein, por medio del eminente profesor Arthur Seldom (John Hurt) en una conferencia. A ella acude Martin, interpretado por Elijah Wood, un estudiante americano que viaja hasta la ciudad inglesa para conseguir que este genio de las matemáticas le tutele en sus estudios universitarios. Sin embargo, su relación será mas estrecha aún cuando son testigos accidentales del asesinato de la casera de Martin, la señora Eagleton, e intentan resolver los siguientes crímenes que tienen lugar mientras misteriosos acertijos matemáticos son desvelados por el asesino.

los-crimenes-de-oxford-2.jpg

Ante tal planteamiento cabe esperar una cinta vibrante, la clásica película de asesinatos, repleta de giros argumentales, sorpresas inesperadas, falsos culpables…, pero nos encontramos con todo lo contrario: la narración es poco fluida y lenta, casi exasperante. El planteamiento de los misterios es confuso, las pistas son arbitrarias y los personajes dan poco juego, a excepción del que interpreta John Hurt, a pesar de sus intrincados diálogos, que exigen un nivel de atención extremo si no te quieres perder en sus razonamientos. Es una pena porque la factura visual es muy buena (destaca un magnífico plano secuencia de aproximadamente dos minutos en el que intervienen varios personajes, muy Hitchcock), la historia es muy sugerente a priori y la elección de actores es magnífica. Quizá Álex de la Iglesia no haya sido el director más adecuado para este proyecto, donde prima más el diálogo y el elemento visual queda en un segundo plano. Nunca lo sabremos…

los_crimenes_de_oxford_3.jpg

Mención aparte para el inmenso John Hurt, que borda su personaje de profesor enigmático y brillante y que eclipsa al de Elijah Wood, aunque éste mantenga el tipo. Un auténtico monstruo de la interpretación, y no sólo lo digo porque de él saliera un alien, sino también por sus magníficos actuaciones en “1984“, “El hombre elefante” o “Contact” . Leonor Watling sin duda no está cómoda en su papel, que definiría como insutancial como poco. El resto de secundarios cumplen, destacando Dominique Pinon (Delicatessen, Alien Resurrection) en un pequeño papel.

En definitiva, una ocasión perdida de hacer una gran película de asesinatos (un “whodoit” como lo llaman los americanos) que no cumple las expectativas y que diría que incluso aburre por momentos y decepciona en conjunto. Como he dicho en alguna que otra ocasión, nunca os fiéis de los trailers… (éste prometía).

Artículos relacionados

Acerca del autor

6 Comentarios

  1. Warning
    29 enero, 2008
  2. Sentinel
    29 enero, 2008
  3. Ikeisenhower
    29 enero, 2008
  4. Law
    29 enero, 2008
  5. Law
    29 enero, 2008
  6. sil
    29 enero, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar