No es país para viejos (ni película tampoco)


nocountryforoldmen-1024.jpg

…. O al menos eso pensaban un matrimonio de septuagenarios que al final de la proyección salían comentando “ésta es para recomendar a un enemigo”. Yo no sé si recomendarla y no porque esté dudando si vosotros, gentiles decaberos, sois amigos o enemigos, sino porque a mi la peli en cuestión me ha dejado con sabor agridulce.

Siempre que voy a ver una de los hermanos Coen mis expectativas están muy altas. Muerte entre las flores es una de mis películas favoritas, pero como solía decir Pumares, cuando era crítico de cine y no freakie gritón televisivo, empiezo a pensar que esa se la han hecho otros.

En fin, la verdad es que el comienzo de esta película me tenía en el bote, la fuerza de las imagenes se hacía sitio sin necesidad de dialogos, el ritmo era estupendo. Cine negro del bueno. Probablemente los 60 o 70 mejores minutos de cine de este año… El personaje de Bardem será secundario, pero es el amo de la pantalla. Su presencia temible acapara sin duda nuestra atención. La interpretación está a la altura del personaje, y con ese peinado que le han puesto, conseguir hacer creible y temible a un psicopata sin sacar una carcajada tiene mucho merito. Dado que el mono de La Brújula Dorada (otro malísimo terrible con peinado bochornoso) no ha podido ser nominado al Oscar, mis dudas para la quiniela de este año han sido despejadas… Y hasta aquí todo fenomenal…

…. Pero de pronto se hizo la noche. Una buena película del tipo Muerte entre las flores o Fargo, se transforma de repente (literalmente de repente) en un Gran Lebowski, El gran salto, Oh Brother…. Estas pelis tienen sus seguidores, y no es que yo piense que sean una patata (los Coen no son patata nunca), pero no me acaban de convencer. Y en este caso pasar del cine negro, a la ¿comedia? negra, o más bien disparate final porque comedia tampoco es… a mi personalmente me dejó chafado (e intuyo que a muchos de los que compartían sala conmigo tambíén). Simplemente no lo entiendo, es como si fuera una broma de mal gusto, o como si el montador hubiera boicoteado la parte final, o quizás que los hermanos Coen siguen sin saber dosificar su humor negro en el momento correcto, y en la dosis idonea…. Para mí una película no es redonda si no se sabe terminar, así que el veredicto final es: Pufo.

Aún así es una película a la que, si fuera vosotros, daría una oportunidad por sus momentos de buen cine y, sobre todo, porque me gustaría tener más gente con quién comentar esos 20-25 minutos finales. No sé a lo mejor ni yo ni mi acompañante nos enteramos bien. A lo mejor es que la película hay que enfocarla con el sheriff (Tommy Lee Jones) de protagonista, él la abre y la cierra…. Yo intentaría verla de nuevo pensando que el argumento gira en torno a él… y no entorno a Josh Brolin, como parece indicar la acción.
Eso sí, por encima de los dos, siempre, como en el cartel de la película esta la imagen de Anton Chigurh, el malo malísimo que interpreta Bardem, con una capacidad de destrucción y supervivencia a la altura de Terminator. Sólo se me ocurre pensar en un tipo más peligroso que este asesino y su bombona…. Su peluquero.

Artículos relacionados

Acerca del autor

5 Comentarios

  1. jose87
    12 febrero, 2008
  2. sil
    12 febrero, 2008
  3. Sentinel
    12 febrero, 2008
  4. mario
    13 febrero, 2008
  5. Dimitri
    14 febrero, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar