Tu blog de Entretenimiento

Man on wire, la vida en el alambre

man-on-wire

“Para mí, realmente es tan simple que la vida deba ser vivida al límite. Hay que ejercitar la rebelión, negarse a adherirse a las reglas, negar tu propio éxito, negarse a repetirse, ver todos los días, todos los años, todas las ideas como un verdadero desafío. Y entonces es cuando vas a vivir tu vida en la cuerda floja.”

 

 El 7 de agosto de 1974, cuando todo el mundo tenía sus ojos puestos en la Casa Blanca a causa del escándalo Watergate, el funambulista francés Philippe Petit consiguió una hazaña que aún todavía asombra: atravesar la distancia que había entre las azoteas de las Torres Gemelas de Nueva York a través de un cable instalado entre ellas. ¿Qué llevó a este artista a llevar a cabo esta alocada idea? ¿Cómo pudo llevar adelante su plan con todos las dificultades que conllevaba? ¿Era un romántico, un delincuente o simplemente un loco?

Este documental, premiado con el Oscar en la pasada edición, reconstruye esta épica historia tanto con los testimonios del protagonista y de los cómplices que le ayudaron a conseguir su propósito, como con la reconstrucción de los hechos narrados. El que algunos calificaron como “uno de los mayores crímenes artísticos de la historia de la humanidad” llevó seis años de preparación y Petit contó con la ayuda de numerosos amigos para preparar su plan, que estuvo repleto de dificultades. La idea consistía en burlar la seguridad de las recién construidas torres, subir con todo el equipo necesario (que incluía un pesado cable metálico de 200 kilos), ocultarlo de la vigilancia existente, lanzar el cable de un edificio a otro, fijarlo y asegurarlo. Lo más difícil venía después, cuando Philippe debía cruzar los 60 metros de cable entre la dos torres con la única ayuda de una pértiga, a más de 100 pisos y 450 metros de altura y con fuertes e imprevisibles rachas de viento. Lo mejor que podía pasar era que Philippe fuera detenido por la policía; lo peor, la muerte.

man-on-wire_2

Lo increíble está contado con pulso, con garra, con entusiasmo, casi tanto como el del protagonista de esta bella locura, Philippe Petit, un alma libre que se guió por un sueño y que hizo realidad. Puedes saber el final de esta historia, como lo sabía yo cuando la vi, pero da exactamente igual; cuando ves a este hombre contando sus orígenes, cómo se enamoró de este sueño imposible, con que ilusión lo preparó y superó sus dificultades y sobre todo cómo despreció el enorme peligro que corría, una emoción muy especial te pasa por la espalda y te preguntas hasta dónde puede llegar el espíritu de superación humano.

Sin duda uno de los mejores títulos del año y uno de los mejores documentales que he visto. Dirigido por James Marsh y con la extraordinaria música de Michael Nyman, ha obtenido la aclamación de la crítica y multitud de premios además del Oscar, como el BAFTA, el Independent Spirit Award o el premio del público del festival de Sundace.

Trailer

 

Links

IMDB: http://www.imdb.com/title/tt1155592/

Página oficial: http://www.manonwire.es/

Compártelo con tus amigos

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
2 Comentarios en “Man on wire, la vida en el alambre”
  1. jose87 5 mayo, 2009
  2. Ikeisenhower 6 mayo, 2009

Deja un comentario