Ágora, un Ferrari a medio gas…


Ágora

Por fin llegó a nuestras pantallas el esperadísimo proyecto de Alejandro Amenabar, todo un éxito en taquilla hasta el momento, 5 millones de euros recaudados en su primer fin de semana, la convierten en el éxito español del año en solitario, muy por encima de otro de los grandes de España, Almodóvar, que de nuevo el público le penalizó en taquilla con sus abrazos rotos, a pesar de que ahora sus actores critiquen a la academia por no haber sido elegida para representarnos en los Oscar.

De los más de 500.000 espectadores que han visto ya Ágora yo he sido uno de ellos y por ello, paso a contaros lo que vi, lo que llegó y lo que no me llegó..

Alejandro nos presenta Egipto en el siglo IV, dominado por el Imperio Romano desde un punto de vista militar, sin embargo, son las diferentes religiones que allí regentan las que depararán el destino que le espera a Alejandría, Judíos, Cristianos y Paganos no serán capaces de vivir en relativa paz y armonía hasta que solo un dios, su dios, sea el único que sea respetado y alagado por todos. Entre toda la maraña política y religiosa aparece el personaje femenino de Hipatia, astrónoma conmovida por los planetas y las estrellas y alejada de todo contacto humano en favor de la ciencia.

126 minutos de cine en estado puro, con decorados impresionantes construidos a mano, esta vez, a diferencia de otras películas históricas, el retoque del ordenador ha pasado a un segundo plano, tan solo usado en planos aéreos de la ciudad de Alejandría o para simular a la multitud huyendo del linchamiento religioso en una de las primeras secuencias de la película.

126 minutos que no se hacen para nada largos aunque pueden llegar a parecer “algo” pesados. La fotografía está al nivel esperado, es decir, muy muy bien. Sin embargo la dirección y el montaje no llegan a sorprender, respecto al primero, en ocasionaes se usan planos sin ningún tipo de criterio – vease el ataque a la biblioteca, justo al final – en el que la cámara se pone del revés, esperaremos al DVD para ver los comentarios del director a ver si nos lo desvela.. o los continuos planos “espaciales” que te sacan de la historia casi por completo. En cuanto al montaje, no recuerdo exactamente el minuto pero, está claro que las críticas recibidas tras el primer pase de la película en Cannes debido a su excesiva duración – llegaba a aburrir según la crítica – han hecho mella ya que han tenido que meter un corte que se hace notar bastante y que no os resultará difícil de ver.

En resumen, una película histórica que no llega al nivel de Gladiator o Troya pero que disfrutaréis sin ninguna duda. Se echa de menos algo más de relaciones personales entre los personajes aunque podría y digo podría estar justificado por el oficio y profesión del personaje principal.

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar