Miel de abejas, Neds, Pascal Maragal y los encuentros Zabaltegui


Buenas noches cinéfi@s,

Ya me encuentro de vuelta en Madrid, reconstruyendo como os prometí la crónica de mi estancia en la 58 Edición del Festival de Cine de San Sebastián.

El domingo fue un día de amanecer tarde después de un merecido descanso tras haber visto el día anterior la regular “Rompecabezas” que ya os comenté en mi post anterior. La mañana fue en blanco en cuanto películas se refiere y mi cita diaria con la Sección Oficial, no llegó hasta las 4 y media de la tarde. Así que decidí pasarme por los Encuentros Zabaltegui que se celebran en el Club Victoria Eugenia todos los días a las 14:00 horas.

Josh Radnor posando para los fans de Decabo.com

Josh Radnor posando para los fans de Decabo.com

Estos encuentros son un coloquio con los principales protagonistas de las películas de Zabaltegui que se presentan ese día en el certamen. El domingo estaba copado de presentaciones, pero mi atención se centraba en la presencia de Josh Radnor que acudió a presentar su genial cinta “Happythankyoumoreplease” cuyas excelencias ya os relaté recientemente. Me pareció un tipo encantador y con muchas similitudes a su personaje Ted Mosby de la serie “How I met your mother“.

Josh Radnor colocándose los auriculares para la traducción simultánea.

Josh Radnor colocándose los auriculares para la traducción simultánea.

Tras Radnor llegó el turno a la actriz Mille Lehfeldt y a la productora de la película danesa Smukke mennesker (Nothing’s All Bad) que no tuve oportunidad de ver pero que apuntaba maneras.

La actriz Mille Lehfeldt y a la productora de la película danesa Smukke mennesker (Nothing's All Bad).

La actriz Jade Phan-Gia y el director Frédéric Pelle conversaron sobre su película francesa “La Tête Ailleurs” que definitivamente veré algún día pero que por compatibilidad de agenda se tuvo que quedar fuera. El director Hanro Smitsman presentó “Schemer”/Dusk, su segundo largometraje en el Festival y el cineasta Pierre Thoretton habló sobre el documental “Yves Saint Laurent, l’amour fou“. Clausuró el encuentro Rodrigo Cortés, director de “Burried” (Enterrado).

Rodrigo Cortés director de Buried (Enterrado) durante los Encuentros Zabaltegui de la 58 Edición del Festival.

Su claustrofóbico filme transcurre íntegramente en el interior de un ataúd en el que se encuentra su protagonista Ryan Reynolds. Os dejo el trailer para que os hagáis una idea de lo que os hablo:

Finalizado el encuentro, se sirvió un breve cocktail que evidenció los recortes presupuestarios de este año. Así que para disfrutar de un buen café tuve que irme al restaurante Okendo, donde se hallaba comiendo otro de los protagonistas de ese día, Pascal Maragall. El ex presidente de la Generalitat de Cataluña es el protagonista del documental “Bicicleta, cullera, poma” (‘Bicicleta, cuchara, manzana’) que narra su lucha contra el alzhéimer. Las tres palabras que componen el título son las que los médicos piden a los enfermos que memoricen durante las pruebas de detección de la enfermedad.

A las 4 y media tenía cita en el Teatro Principal para asistir a la proyección de “Bal” (Miel), filme turco-alemán ubicado en la sección de Zabaltegui – Perlas. “Bal” ha sido el misterio que aún no he resuelto del festival. Imagino que al jurado de la Berlinale le pareció que le iba un oso (de oro) a la Miel, pero aparte de este chiste facilón digno de Chuscurro, no entiendo que otro motivo pudo haber en el certamen alemán para premiar con la categoría máxima a esa película.

Tan sólo me he salido dos veces de una película en toda mi vida, y Bal es una de ellas. Un ritmo infumable, en el que apenas ocurría nada y que provocaron que poco a poco la gente se fuese saliendo de la sala en un goteo constante de bajas. Lo paradójico de todo esto es que precedida por su palmarés apenas quedaban entradas para su proyección. Lo mejor de esta historia es que su director ha rodado otros dos largos más que preceden a Bal, se trata nada menos que de “Yumurta” (Egg) que se estrenó en la Quincena de Realizadores de Cannes 2007 y “Süt” (Leche) compitió en la Sección Oficial de Venecia 2008. Si se me atragantó la miel, no quiero ni pensar cómo se le tiene que quedar a uno el cuerpo de ver lo que el cachondo director turco ha tenido a bien de denominar la “Yusuf Trilogy” (por el nombre del niño protagonista de todas ellas). Menos mal que no tuve que desembolsar un céntimo para verla, la pena es haber perdido una hora de mi vida de forma tan absurda, pero esto son gajes del festival, es parte del juego.

Y después de semejante experiencia, estuve deambulando por la zona de prensa recopilando información y, más tarde, por el hotel María Cristina que estaba revolucionado por la inminente llegada de Julia Roberts a la ciudad. Me resulto imposible franquear la barrera humana que me separaba de la estrella y tan sólo pude oir los gritos histéricos de l@s fans que se agolpaban en la entrada principal del hotel.

El Hotel María Cristina momentos después de que Julia Roberts hiciese su llegada al Festival.

El Hotel María Cristina momentos después de que Julia Roberts hiciese su llegada al Festival.

Después asistí a la puesta de largo de “Neds”, en el cubo grande de Moneo, a las 10 de la noche. El título proviene de “Non Educated kidS” y la película es una historia de ficción sobre un chico en el Glasgow de los años 70 interpretado por el joven actor Connor McCarron y que no sé por qué me recordaba a mi gran amigo Iain. La cinta está dirigida por el intérprete y director Peter Mullan que comentó que el personaje del aterrador padre que tiene en la película está claramente inspirado en lo que representó su progenitor en la vida real. Pobrecito Peter Mullan, entonces. La narración parte de un chico brillante aficando en un familia de clase baja con un futuro prometedor que se ve truncado poco a poco por el complicado entorno en el que se mueve su protagonista.

Connor McCarron, protagonista de Neds.

Connor McCarron, protagonista de Neds.

Al termino de Neds el publico apludió varios minutos a Connor McCarron que se hallaba presente en la sala y al cual se le hizo el habitual pasillo para despedirlo con honores.

Y mi domingo finalizó escribiendo hasta horas intempestivas, preparándolo todo para el día de Eat Pray Love, mi próxima parada de la que os pondré al corriente en mi próxima entrega.

Mientras tanto, y a pesar de ya no estar en el meollo festivalero, sigo atento a todo lo que allí acontece para poder ponerlo en común con tod@s vosotr@s.

¡Seguiremos informando, stay tuned!

Artículos relacionados

Acerca del autor

One Response

  1. Call me Ishmael
    24 septiembre, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar