La Máquina desengrasada


the machine
Película de ciencia ficción con reminiscencias a Metrópolis, Frankenstein, Blade runner y Terminator, nueva sensación de la ciencia ficción. Entran ganas de verla, ¿verdad? Pues olvidaros de todos estos preámbulos.

Realmente me he quedado sorprendido con la ciencia ficción de esta producción. Lo que más sorprendente me ha resultado es terminar la película y no encontrarme al lado de mi sofá y mi mando a distancia un domingo cualquiera por la tarde, ¡no!, ¡estaba en un cine!

He visto telefims con mucho más argumento, mejores interpretaciones y con mucho más ritmo y criterio cinematográfico que este pretencioso y fallido artificio de ciencia ficción.

La acción (en el sentido menos cinematográfico de la palabra) se sitúa en una Segunda Guerra Fría entre Gran Bretaña y China. Los británicos quieren crear un soldado androide para cargarse a los chinos. Se lo mandan a un científico sensible con una hija enferma que clona a una tía buena y luego la tía tiene sensibilidad humana (cómo la de algunos humanos, que hay quién no la tiene) y no quiere cargarse a la gente… y claro, pues el negocio no funthe machine3ciona.

Es impresionante leer las opiniones que dicen que esta cinta es la nueva sensación del cine de ciencia ficción independiente. ¿Con quién se la comparará?, no quiero ni saberlo. ¡Venga ya!, ¡Sayonara baby!

El argumento es muy poco original y muy poco elaborado. Repetitivo y con clichés muy recurrentes. La relación entre los protagonistas no se desarrolla ni se explora y no te llegas a creer lo que estás viendo. No se produce una vinculación entre ambos que te conmueva lo más mínimo.
Lo más destacado de la película es el clima que se genera en los ambientes cerrados donde se rueda y los juegos de iluminación que se consiguen crear, a parte del impresionante atractivo androide (más exactamente ginoide) de Caity Lotz.the machine2

Aquellos que piensen que al menos van a verse buenas escenas de acción, fuegos artificiales, efectos especiales y demás prodigios de los medios de la industria del cine del siglo XXI, que mejor se queden en casa.

Una escena que condiciona el desarrollo de la película, no quiero destriparla , aunque el espectador la prevea antes de que el director empezara a rodarla, me recuerda a escenas de Se lo que hicisteis el último verano o Scream.

El contexto en el que suceden los hechos, aunque entiendo que no sea lo que más busca el director, se podría haber trabajado algo, darle un poco más de verosimilitud a la situación y a la historia.

La pretenciosa y patética forma de abordar el tema de la conciencia humana me parece una tomadura de pelo, que no invita ni a pensar ni a reflexionar lo más mínimo. Un insulto a la inteligencia del espectador. Al igual que los supuestos dilemas éticos y médicos que pretende abordar la película, de forma totalmente prosaica e insustancial.
El papel del jefe malo, sin escrúpulos y sin respeto hacia el género humano, me parece un personaje tan estereotipado, maniqueo, plano y ridículo, que causa risa más que cualquier otra cosa.

Del final, mejor no hablar, porque no puede ser más insulso,… adecuado al tono y al desarrollo de la película.
Película para aquellos fans de la ciencia ficción a los que su grado de fanatismo les impida ver todas las carencias de la misma. También para cualquiera en un domingo con una resaca de esas de ciencia ficción.

Abstenerse bípedos con espíritu crítico y pensante.

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar