El Rimembe del Vienne, el Planeta Imaginario (que miedorrlll)



Hola mis rimembeadores,

El rimembe de hoy de nuevo vuelve a la pantalla del 3×4 (en aquellos tiempos los 16:9 no existían), y vuelve con los programas pretendidamente educativos que nos tragábamos junto con un bocata de nocilla. Hoy quiero hablaros de Planeta Imaginario. Ahora vosotros diréis ¿y cómo se deja este tío La Bola de Cristal en este rimembe? Pues simplemente porque creo que La Bola de Cristal se merece un post para ella solita, así que le echaremos un vistacillo a esa bola que a todo el mundo le mola en otra ocasión.

No hace mucho alguien me preguntó si me acordaba de la sintonía del Planeta Imaginario, y sí que me acuerdo (es el Arabesque Nº1 de Claude Debussy interpretado y adaptado por Isao Tomita), y también me acuerdo de lo que me gustaba y del miedo que me daba este programa. Os pongo la sintonía completa, incluyendo el cierre del programa.

Sin duda que este programa creado por Miquel Obiols primero para la tele calana es una obra de arte, y como el arte a algunos gusta y a otros no, pero a todos nos causa una sensación intensa. El hilo conductor era la historia de Flip (Teresa Soler) que entraba en un mundo onírico e irreal en donde estaba Maletín (Josep Gimeno) con sus libros y Muc, su amigo invisible. En el Planeta Imaginario ocurrían cosas subrealistas y a veces incomprensibles (y acojonantes si me permitís). Como muestra un botón, el episodio de Absurdo, el País de los Gatos.

Parece un viaje lisérgico más que un programa infantil, con su gato invisible su mundo absurdo y demás. Si os acordáis en el programa también salía el telediario Teleflip. Mirad el video y decidme si no se os ponen los pelos como escarpias, y estad atentos, que si antes hablábamos de la Bola de Cristal, en este episodio sale Alaska haciendo de chica del tiempo.

Genial el cierre del telediario. Es curioso como con más de 30 añitos ya, este programa me sigue dando una mezcla de repelús y fascinación, y realmente me deja melancólico y pensativo (y puede que un poco acongojado). Os pongo otro episodio que he encontrado La Isla de los Cuadrados Mágicos que cae dentro de lo que muchos podrían definir como una rayada del copón.

Episodios como en el que las palabras del libro de Cenicienta se caen haciendo que la historia se dé la vuelta (Cenicienta es una déspota con sus hermanastras y el príncipe es un zapatero), o aquella historia del “Lector Vampiro” (interpretado por Galindo, el del Crónicas Marcianas) que mordía los libros y los dejaba en blanco, son un auténtico derroche de imaginación y sensibilidad, que creo que los que veíamos el programa por aquel entonces éramos incapaces de digerir y saborear.

Es todo por hoy, si tenéis algún otro episodio de Planeta Imaginario localizado por la red enlazarlo en los comentarios. Volver a ver estos episodios ahora me ha hecho darme cuenta de que algunas de las cosas que salían por la tele por aquel entonces están a años luz de lo que nos ponen ahora. Siguiendo con la metáfora alimentaria, Planeta Imaginario era un plato para gourmets que nos venía grande a los niños que merendábamos bocatas de nocilla, pero hoy en día lo que nos ponen es un Happy Meal del McDonalds que no hay quien se trague.

Hasta el próximo rimembe!

Artículos relacionados

Acerca del autor

7 Comentarios

  1. chuscurro
    13 junio, 2008
  2. sil
    13 junio, 2008
  3. Call me Ishmael
    14 junio, 2008
  4. Zyrtab
    15 junio, 2008
  5. ROLLO
    8 junio, 2009
  6. Call me Ishmael
    8 junio, 2009
  7. chuscurro
    8 junio, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar