Google-asesinatos


En cuanto a información, es sabido que en Internet está casi todo. Sólo es cuestión de buscar hasta dar con la respuesta. Casi todo, por ejemplo desde los horarios de los autobuses públicos que circulan por Edimburgo hasta cómo fabricar gas lacrimógeno. Y todo sin levantarte de la silla. Y es que, gracias a esta gran variedad de información, proporcionada sobre todo a través de Google, se puede encontrar hasta cómo maltratar , envenenar o estrangular.

Estos últimos casos son lo que se conocen como Google-asesinatos. Se trata de hechos delictivos o asesinatos que planificados en base a búsquedas en Google: “consejos para matar con un bate de baseball”, “cómo asesinar a alguien y no ser capturado” (por insólito que parezca, hay quien pregunta este tipo de cosas en la red) y acaban con la muerte de alguna mujer a manos de su marido o viceversa.

Uno de los casos más famosos es el de Robert James Petrick, un ciudadano estadounidense que en 2003 realizó búsquedas como “¿cómo matas a tu mujer?” o “caída en un lago profundo”. Tras un largo proceso de búsqueda, llegó a almacenar en su ordenador gran cantidad de información entre la que destaca el documento titulado “22 maneras de matar a un hombres sólo con tus manos”. Fue suficiente para obtener los conocimientos necesarios para trazar y ejecutar un plan que acabó como vaticinaban sus búsquedas, con su mujer asesinada en el fondo de un lago.

La buena noticia es que este tipo de pruebas comienzan a ser utilizadas como pruebas en los juicios.

Artículos relacionados

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. Lucía
    26 noviembre, 2008
  2. jose87
    26 noviembre, 2008
  3. De Cabo
    26 noviembre, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar