El Rimembe del Vienne, de cromos y monstruos

Hola rimembeadores,

Resulta que el jefe DeCabo va a ir a ver a Michal Jackson, y no sé porqué se me vino a la cabeza una colección de cromos que hice de pequeño, Monstruos. Dejo a vuestra elección el pensar si me vino a la cabeza por la carusa que se le ha quedado, si por ser un monstruo del pop, si porque está hecho un cromo o por aquello de estar en manos de niños.

monstruos

Puede que la de Monstruos sea la única colección que acabé, y resulta que la gente en Internet la recuerda con el mismo cariño que yo. Los monstruos estaban o bien fusilados de películas e historias, o bien simplemente inventados por algún tipo con una mente digna de estudio o un nivel etílico digno de ser medido.

Las imágenes eran cutres de narices, pero los textos no tenían precio. Como muestra un botón, esto es lo que decía del cromo 157, un monstruo bautizado como PORKINS OBI-VEN: Habitantes de las cloacas residuales de los Castillos Estelares del Planeta X. Son amorfos, sin huesos, cerebro ni venas. Sin embargo, poseen un instinto que los pone a la altura de los venusianos y terrícolas de coeficiente medio. Sobre todo en las largas noches, ya que al salir los soles del Planeta K, los Porkins obi-Ven, quedan aletargados y sin defensa. Son despreciados por los seres de los Castillos”.

monstruos_p_gina_8

De verdad que el álbum no tenía precio, aunque he visto que hay gente que lo vende en ebay. Si vosotros también lo tuvisteis os recomiendo este enlace en el que está escaneado el álbum entero, y también esta otra, en la que se comentan los textos de algunos de los cromos en los que los ¿escritores? hubieran merecido ser recluidos en una institución mental o de recuperación de adicciones a drogas duras. Por último os dejo con esta página completamente dedicada a la colección de 210 cromos que parece que hizo mella en los chavales de los 80.

topobrazos

La forma de distribución de los cromos también era peculiar, o bien se vendían en los kioskos tras una promoción más que éticamente discutible que consistía en un señor que regalaba paquetes a través de las vallas de los colegios (literal, esto lo he visto yo con estos ojitos), o bien venían con los yogures. De estas últimas seguro que os acordáis de David el Gnomo y de los cromos de Willy Fog, aunque también los había de osos amorosos, Candy Candy y demás florecillas y corazoncitos orientados al público femenino (y cursi, que luego decimos Zyrtab ;) ).

fog david

Había otro tipo en especial de colección de cromos que era con la que conseguías un regalo al finalizarla, y que coincidía con aquella en la que había un cromo que nunca salía. El álbum era poco más que un folio cutre, y la temática marcas de coches o deportes. El formato del cromo era el de una pegatina rectangular y alargada bastante falta de diseño, pero eso daba igual, había que conseguir ese cromo imposible. El regalo era un balón o una maquinita de esas que comentaba en otro post, pero eso tampoco era lo importante. Lo importante es que si lo conseguías te convertías en el tipo más popular del barrio de aquella semana.

Eran otros tiempos, casi ya ni eran los míos, y es que los cromos son un producto más de la generación de nuestros padres, cuando la televisión apenas existía y aquellas colecciones de vida y color y el guerreo del antifaz eran una ventana a un mundo que no estaba tan al alcance de la mano como lo tenemos hoy en día, quizá sea por eso que ahora ya sólo sobreviven los cromos de fútbol. Pero y vosotros ¿Coleccionasteis cromos? ¿Cuáles eran vuestros preferidos? ¿Teníais la colección de los monstruos como yo? Espero vuestras respuestas rimembeadores.

Saludos monstruosos!

Artículos relacionados

Acerca del autor

8 Comentarios

  1. Zyrtab
    13 Marzo, 2009
  2. De Cabo
    13 Marzo, 2009
  3. Dimitri
    13 Marzo, 2009
  4. Call me Ishmael
    14 Marzo, 2009
  5. diegus22
    6 Julio, 2009
  6. ARTURO
    12 Septiembre, 2010
    • Antonio
      15 Junio, 2011
  7. ARTURO
    12 Septiembre, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar