Vamos a mirar los problemas con perspectiva


2008-Tandem-Surf-Nick-Vujicic-CNoah

Muchos conoceréis ya a Nick Vujicic y los que no os recomiendo que lo hagáis cuanto antes. Todo en esta vida es relativo y los problemas lo son aún más. Es clave en estos menesteres tomarse las cosas con paciencia y sobretodo con optimismo. La vida es algo maravilloso y de nosotros depende disfrutar de ella venga lo que venga, o sufrir sin importar lo acontecido. Después de ver el vídeo, ¿todavía dudáis de que podéis conseguir todo lo que os propongáis?

Más información sobre Nick Vujicic

Nick es el hijo primogénito del matrimonio de Dushka Vujicic y su esposo, el Pastor Boris Vujicic. Es originario de Brisbane, Australia, y nació el 4 de diciembre de 1982.
Su madre era una enfermera australiana que debido a su trabajo sabía todas las medidas que debía tener durante su embarazo y tuvo especial cuidado del mismo. No obstante, el bebé tuvo agenesia y nació con el síndrome de tretra-amelia, el cual se caracteriza por la carencia de las extremidades. Por lo mismo Nick nació sin brazos ni piernas; solamente tiene una pequeña formación o meromelia de lado inferior izquierdo. Al principio sus padres se sintieron devastados por su estado de discapacidad, pero agradecidos porque al menos Nick tenía salud.

Durante su edad escolar, Nick y su familia (incluyendo su hermano y hermana menores) se mudaron a Melbourne buscando mejores oportunidades. No obstante, el estado de Victoria les prohibió que él asistiera a una escuela regular debido a sus discapacidades físicas, (a pesar de que sus capacidades mentales siempre fueron totalmente normales). Más tarde, las leyes del estado australiano cambiaron, y Vujicic se convirtió en uno de los primeros estudiantes discapacitados en integrarse a escuelas regulares.

Al ser molestado por sus compañeros en la escuela, debido a su discapacidad, Vujicic tuvo episodios de depresión durante su infancia, y cuando tenía alrededor de ocho años, pensó en suicidarse. A los diez años trató de ahogarse en la bañera, pero no se dejó morir por recordar el amor que le tenían sus padres. Después de orar numerosas veces para que le crecieran brazos y piernas, se sintió agradecido por su vida, y eventualmente se dio cuenta de que él era único en la clase de retos que tenía que enfrentar, y que su vida podría inspirar a otras personas.

Fuente: Wikipedia

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar