Teutones crueles


El Madrid sigue empeñado en darle suspense a su clasificación. Ayer, en un partido intenso pero sin mucha calidad, perdió ante un Werder Bremen descafeinado. Durante todo el partido, hizo méritos tanto para perder como para ganar y claro, en esa tesitura, podía pasar cualquier cosa. Entonces fue cuando Murphy salío a jugar al campo. “Si algo puede salir mal, saldrá mal”. Y eso fue lo que pasó. Casi sin darse cuenta, el Madrid iba perdiendo 3-1 y estaba fallando ocasiones clarísimas (la de Van Nistelrooy es clamorosa). Todo el partido a remolque y ante un equipo alemán es mucha divisa (como dirían algunos…) y aún así daba la sensación de que el Madrid en cuanto quería (daba cuatro toques seguidos), podía. Pero no era el día… Con todo esto, no está todo perdido. De hecho, el Madrid sigue primero de grupo con el cierre de la liguilla en casa. Vamos, que lo tiene a huevo. ¡Qué miedo me da!

¡Ay! Gutiérrez...


La pobre actuación de ayer del equipo blanco no empaña la impresionante victoria del Sevilla el Martes. Enfrente estaba el mejor equipo de Europa actualmente, al menos, en lo que a juego y números se refiere. Pero se encontró con el Sevilla de antes, el bueno, el de la temporada pasada, la apisonadora sin escrúpulos. Demostró su poderío físico y su velocidad de toque ante un equipo que le propuso el mismo tipo de juego. Resultado: un auténtico partidazo. Y en el intercambio de golpes, pegó más y mejor el Sevilla. Grande Sevilla, grandísimo.

El partido del Barça era intrascendente, no en vano ya estaba clasificado. Aún así, salió a ganar y pudo hacerlo si no llega a ser por un penalti en los últimos diez minutos del partido. Primeros de un grupo fácilmente y punto. Sin más historia. Digamos que con los deberes cumplidos.

Y el que sí que no ha hecho los deberes es el Valencia. Ayer selló su eliminación de esta Champion’s en casa ante el Schalke 04. No fue capaz de meter un solo gol, si bien jugó más de medio partido con uno menos. Pero no sólo es eso, si no que ni siquiera depende de sí mismo para ir a la UEFA. Pero tampoco es sólo eso. Se juega el pase en campo del Chelsea, un equipo que le dobla el presupuesto. Parece increíble pero este Valencia (que se ha gastado una millonada en fichajes) se puede, y yo creo que así va a ser, quedar fuera de Europa. Un equipo que sólo es capaz de meter dos goles en cinco jornadas no merece nada. Me duele decirlo, pero es así…

Este post también aquí.

Artículos relacionados

Acerca del autor

One Response

  1. mario
    30 noviembre, 2007

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar