The pain in Spain isn’t hard to explain


Este juego de palabras con la célebre frase de ‘My fair lady’ (The rain in Spain stays mainly in the plain, y traducida por La lluvia en Sevilla es una maravilla) no es otra cosa que el título de un post de Paul Krugman en su blog en el New York Times.


En él se explica por qué la crisis va a ser ligeramente más dura en España (siendo harto eufemista) que en el resto de paises del ‘mundo mundial’. Al ser un blog made in USA (que Sebastián me perdone por consumir productos extranjeros), hace la comparativa con los problemas sufridos en Florida para conveniencia del lector estadounidense; pero esto no debe nublar la perspectiva al lector español.

Veamos a continuación varias razones por las que la situación no pinta demasiado bien:
1.- La primera es que Europa no tiene un gobierno central como tal; a lo más que se puede optar es a recibir fondos de cohesión y para el desarrollo… La repercusión inmediata es que no podemos recurrir a las arcas centrales de Europa para capear el temporal y pagar todo lo que tenga que pagar la Seguridad Social sin tener que emitir deuda. La consecuencia: que nos bajan el rating de crédito por la simple razón de que aumenta el riesgo de que el préstamo pueda no ser reintegrado.
¿Qué supone una bajada del rating de crédito? Que el Estado español tiene que pagar intereses más altos por su deuda, por lo que cuesta más caro devolverla.

2.-Otra peculiaridad es que la movilidad de trabajadores entre estados miembros de la UE aún dista mucho de la movilidad que puedan tener dentro de su propio país. Si unimos esto a la incapacidad del español medio para aprender idiomas, obtenemos el efecto contrario al deseado: los inmigrantes de Europa del Este son más competitivos que nosotros, los españoles, en nuestro propio terreno. Sólo la élite tiene posibilidades reales de conseguir trabajos bien remunerados en el exterior.

3.-Estar dentro de la moneda común tampoco ayuda demasiado. Durante la crisis de los ’90, muchos recordaréis que hubo varias devaluaciones consecutivas de la Peseta frente al Dólar para mejorar la competitividad de nuestros productos en el exterior en cuestión de precios. Dentro de la Eurozona la devaluación es prácticamente imposible aunque, de seguir España por el camino que va, puede ocurrir que la UE nos obligue a salir del Euro y devaluar.

4.-Definitivamente, España necesita ser más competitiva. ¿Qué medidas quedan frente a la imposibilidad de la devaluación de la moneda? La bajada de salarios. Sí, señores míos. Es ilegal según el estatuto de los trabajadores; pero no es menos cierto que muchos de los artículos de dicho estatuto están en vigor desde la época de Franco y que, en caso de emergencia nacional, ni el PSOE dudaría en reformarlos para salir del agujero. No quiero ni pensar lo que el término ‘bajada de salarios’ podría causar en España cuando la mayoría de los endeudados está llegando al límite en que le quede por pagar más de lo que realmente vale su casa en el mercado a la vez que tiene una letra desorbitada en relación a su salario.

5.-Si unimos esto a un incesante crecimiento en el número de funcionarios en todas las capas (estatal, autonómica, provincial y municipal) tenemos la polémica servida.

En fin, el que no tenga miedo ahora mismo, que de un paso al frente!

Dimitri.-

Artículos relacionados

Acerca del autor

4 Comentarios

  1. Antonio
    28 febrero, 2009
  2. Dimitri
    1 marzo, 2009
  3. zanalyst
    1 marzo, 2009
  4. Antonio
    2 marzo, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar