Sólo una persona puede impedirte llegar muy alto

Y no es tu jefe, ni tu compañero de curro, ni tus empleados, ni tu familia, ni tus amigos, ni siquiera tus enemigos. Lo ves cada mañana en el espejo.

solo una persona

Artículos relacionados

Acerca del autor

One Response

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar