Soy relativamente nuevo en esto de Facebook, otra idea feliz que surgió de la mente de unos jóvenes pródigos universitarios estadounideneses. En mi caso la culpable fue una amiga de Belgrado que me invitó a meterme en harina el 25 de febrero de este año que ya agoniza.

Según leí hace un tiempo, la idea sobre la que montaron su «chiringuito social» fue los tipicos anuarios de toda la vida que incluían los «gepetos» de la gente junto con ciertos datos personales.

Le dieron varias vueltas de tuerca al tema y decidieron ir mucho más lejos, hasta llegar al punto en el que ahora nos encontramos.

Para profanos sobre el tema, Facebook es básicamente una forma de estar conectado con aquel compañero de clase de cuando tenías 14 años y apenas saludabas y del que ahora, ¿gracias? a la informática, puedes ver, tan ricamente, sus fotos de su última escapada a Gijón. En definitiva, es una herramienta que se vale de nuestro innanto carácter cotilla para que pasemos horas muertas contemplando vidas ajenas frente a la pantalla.

No estoy siendo del todo justo, también permite hacerte fan de personajes mediáticos como «el hombre del gas natural» o «el chico de es una fiessssta», referentes de la cultura contemporánea.

Una de las preguntas que me hago es si facebook llegó para quedarse o será flor de un día. Seguro que hay un montón de datos y estadísticas que avalan su prometedor futuro y su buen estado de forma, pero hay cosas que no terminan de convencerme:

¿Por qué gente que no te saluda cuando se cruza contigo en el trabajo, solicita ser tu «amigüito» en facebook?

¿Cómo está afectando a las empresas las horas, minutos y segundos que los empleados se dejan en actualizar su foto del perfil, publicar mensajitos originales sobre su estado, subir las últimas fotos de sus vacaciones en Peñíscola o unirse a la causa «Dormir cinco minutos más»?

¿Cuántos usuarios juegan a la guerra de mafias, el experimento seis grados de separación o responden al quiz ¿Qué significa tu nombre? y de dónde sacan su tiempo?

¿Llegará el día en que las empresas de selección de personal echen un vistazo a tu perfil de facebook y comprueben horrorizados cómo te pusiste chuzo con tus amigos el día antes de enviarles tu currículm?

Estas y otras muchas preguntas me asaltan mientras trato de decidir si facebook propicia cosas interesantes o si, por el contrario, es un agujero negro para las trivialidades de internet (necesario, por otra parte). ¿Veremos de aquí a unos años el fin de facebook? Lamentablemente, no poseo el interfaz de bola de cristal que me permita predecir lo que vendrá en los mundos de Interntet.

Francamente creo que en Internet, hay espacio para todos. Y facebook, twiter o este mismo blog desde el que escribimos otras tantas trivialidades, son meras herramientas. Lo importante es la calidad de los contenidos y ahí es donde hay que centrar la atención. Sin calidad, el envoltorio, pronto pasa a mejor vida.

Espero vuestras opiniones, experiencias, frustraciones, expectativas y alegrías sobre el asunto Facebook en forma de comentario en este post. Me encantará conocer vuestro punto de vista.

Publicado por Ikeisenhower

Soy Ikeisenhower, un amante del cine y de las buenas series que considera un privilegio escribir en este blog. Disfruto mucho haciéndolo y también lo hago mientras practico otra de mis pasiones, la fotografía (¿Qué os habíais pensado? Bueno, eso, también). Estaré encantado de recibir vuestras sugerencias y comentarios para tratar aquellos temas que os interesen. Un abrazo.

Únete a la conversación

15 comentarios

  1. Es muy curioso ver como van pasando las modas poco a poco. Está claro que facebook está de moda ahora mismo, incluso para mí que me resisto a meterme en ese mundillo, me está siendo difícil escaquearme cada vez más… todo el mundo está en facebook, y ahí puedes ver las fotos de la última cena de navidad, los comentarios de la chica/o con el que nunca hablas, etc…

    Es muy curiosa la pregunta que haces:

    «¿Por qué gente que no te saluda cuando se cruza contigo en el trabajo, solicita ser tu “amigüito” en facebook?»

    ¿verguenza? ¿dejadez?

    Yo soy partidario de las relaciones físicas (en todo su ámbito ;-)) y de dejar internet para la comunicación cuando lo primero no es posible, de otra manera no se donde vamos a llegar…

  2. Yo soy de las que tampoco le veía mucha utilidad, hasta que he reencontrado a media clase del instituto por allí … Amigos (o conocidos más bien) de los que te has ido alejando con el tiempo y las diferentes vías de cada uno, pero que después de unos años tiene su gracia entererarse de que es de su vida.

    Pero creo que igualmente no le saco demasiado partido …

  3. Yo creo que internet y las relaciones cara a cara son complementarias y no excluyentes como ciertas personas creen. Cuando estalló el boom de los irc’s yo era de la opinión de que la gente no era sincera por el chat. Sin embargo, hoy pienso que ya que se ha convertido en una herramienta de uso cotidiano, el chat puede llegar a ser incluso más sincero que una relación «física», como dice Mr. De Cabo.

    Supongo que Facebook una vez pasado el furor inicial de su efecto novedoso, o bien se convierte en algo cotidiano junto con el resto de redes sociales emergentes, o bien quedará en nuestro recuerdo como los patinetes motorizados de hace varios años.

    El tiempo pondrá las cosas en su sitio.

  4. Pues yo de momento he «esquivado» la moda FaceBook.. pero creo que al final caeré, aunque sea para saber que fue de aquellos compañeros cuyo nombre casi he olvidado.. en cuanto a algunas de tus preguntas.. es bien sabido que muchas empresas usan este tipo de red social para investigar.. asi que cuidado con lo que publicais.. por ejemplo.. si estaís de baja un Jueves no se os ocurra poner en el FaceBook algo así «Este Jueves noche nos vemos en la fiestaaaaaaaaaa»… porque claro.. es de genero tonto.. y estoy seguro que ésto se hace..

  5. A la gente le encanta perder el tiempo. Y facebook es la nueva excusa. Te permite estar horas viendo fotos de gente que no conoces y cotilleando todo lo que se te ocurra y muchas otras chorradas inútiles más.
    Ahora que nadie abre el messenger por no encontrarse con la gente y tener que hablar con ellos, se han inventado esto, que no deja de ser lo mismo.
    Le auguro un gran futuro amparandose en la incapacidad del ser humano de resistirse a perder el tiempo.
    Un nuevo sumidero de tiempo ha nacido estar atentos con el que os hace perder a vosotros.

  6. Pues yo debo decir que llevo ya un año y medio con cuenta, y desde el principio me pareció un gran invento. El problema del facebook (como el del cuchillo jamonero) no es facebook en sí, si no el uso que se le da. Los «coleccionistas de amigos» que añaden a gente indiscriminadamente o las aplicaciones que obligan al spam, son ejemplos de mal uso.

    Sin embargo es muy útil, para mí la gran utilidad, a la hora de organizar eventos (conciertos, fiestas, actuaciones de monólogos…) ya que sirve para hacer marketing exponencial y para hacer estimaciones de asistencia (aunque aquí también están los que aceptan todo y luego nunca van).

    El futuro del facebook pasa por, o bien por tener un número de amigo más reducido y cercano (como en la vida real), o crear una serie de grupos por defecto (porque somos vagos y nunca lo crearíamos nosotros) asociados a cada perfil y con distinto nivel de privacidad. Así tendríamos, amigos, amigos del trabajo, amigos de la infancia, conocidos, familiares, etc…

    Cada grupo tendría unos niveles de acceso diferente a nuestra información, y con cada una de ellos podríamos compartir diferentes cosas. Sólo guardando la privacidad de sus usuarios, su supervivencia estará asegurada.

  7. Pues reconozco que soy un adicto a esto del Facebook y que algunos minutillo si le he echado en horas de curro… aunque luego te sientes culpable y te quedas más rato (los hay que no, por supuesto).

    Chuscurro: Lo de los distintos grupos en Facebook ya existe… lo que no sé es si tiene ya los niveles de acceso diferenciados. Hay que probarlo para asegurarse. Yo por defecto subo los escudos de energía a tope (que sólo lo vean mis amigos) pero he de reconocer que tengo demasiados ‘amigos’.

  8. yo no dejo de darle vueltas y no tengo todavía claro en qué va a desembocar, lo que está claro es que:

    1-es un pasatiempo: para qué cotillear sobre la Pantoja si puedes cotillear sobre la jamona que te gusta

    2-he reflexionado mucho muchos días sobre esto, y a veces la gente se enfada, pero a mí me sigue pareciendo una (cada vez más leve) falta de respeto que suban una foto privada tuya sin preguntarte y encima te etiqueten, vamos, que si la foto es demencial, hasta que no te metas (al día siguiente? cuando vuelvas de viaje?) no tendrás la posibilidad de desetiquetarla, claro, que todos tuviéramos que autorizar el contenido relacionado con nosotros que se publicase ralentizaría esa gran rueda que no para de rodar y rodad a gran velocidad dando estímulos

    3-lo de las aplicaciones sí que es jugar con nosotros como mascotillas, tiendo a pasar de ellas mucho muchísimo

    4-es otro paso más en cómo internet está cambiando las maneras y usos de interacción humana

    5-básicamente es un escaparate de hedonismo, como enseñar tus fotos de las vacaciones a todo el que te quiera echar cuenta

    6-pa seguir en contacto, no jodan, existía y sigue existiendo el mail, auténtica clave de bóveda de la identidad internáutica, de hecho lo q persiguen las redes sociales es, simplificando sus interfaces, anular poco a poco al mail, a la mínima empiezas a acumular mensajes, algunos personales,,

    6-se le puede dar muchas vueltas como todo en la vida, pero al final esto es como las lentejas, quien quiere las toma, y quien no, las deja

  9. «Lo importante es la calidad de los contenidos y ahí es donde hay que centrar la atención.»
    Yo creo que lo importante es poder relacionarse, hacerse amigos, comentar lo que te pasa, lo que te gusta, las marcas que compras (ahí está la gallina de los huevos de oro) y lo de menos, si es verdad o mentira, si tu compañero de instituto te hablaba o no, o si publicas unos comentarios de calidad extraordinaria.
    Y lo del curro, es una forma de evadirse, como lo era antes echarte un cigarrito en la máquina de café…

  10. Mi opinión es que en gran parte esto responde a la necesidad eterna que tiene el ser humano de ‘formar parte de algo’. A todos nos hace ilusión entrar en nuestra web e ir leyendo los comentarios que han colgado tus ‘amigos’. Así de simples somos. Además, si no estás en Facebook no verás en tiempo real que tal estuvieron las vacaciones de tu amiga que vive en Sevilla. Sin embargo, ella sí que pondrá las fotos de cuando tu eras pequeña y tu ni siquiera te enterarás … ja! Al final ésto es como muchas nuevas tecnologías. ¿Cuántas veces escuchaste a alguien decir que jamás se compraría un teléfono móvil? ¿Y bien?, resulta que hoy ya tiene uno. ¡¡Pero si no era indispensable en los 90!! … Tiempo al tiempo.

  11. soy de uruguay facebook esta bueno yo lo uso para conectarme y ver fotos de mi familia uo amigos

  12. Excelente reflexión. Al mismo tiempo muy objetiva y subjetiva, centra sin embargo la atención sobre los puntos claves del asunto. Yo tengo también esa ambivalente impresión sobre facebook (¿de verdad merece la pena? ¿no ocurrirá como con messenger que la gente se aburrirá pronto? ¿me va a aportar algo o sólo me va a permitir perder el tiempo?), todavía estoy pensando si hacerme o no uno, y hay demasiados pros y demasiados contras…

  13. La genialidad de Zuckerberg ha llevado a facebook a convertirse en la red social mas usada del mundo, a que sus rivales de otras redes como myspace se unan a ellos en las aplicaciones y a superar la navegacion movil para comunicarnos con nuestros amigos y familia. Tanto asi, que ya no enviamos un SMS, sino que un Tweet o un mensaje en el muro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.