Vigila tu espalda. La SGAE te observa

Debo confesar que este es el segundo artículo que escribo sobre la SGAE. El primer intento no iba bien y lo deseché ¿La razón? Como siempre, tenía unas cuantas ideas rondando mi cabeza, así que me puse manos a la obra, empezando por encontrar información. Al cabo de 15 minutos buscando por la red no tenía más que casos que reunidos bien se podrían titular, emulando a la célebre película de los hermanos Wachowski, “La SGAE te posee” (que nadie me malinterprete, no lo digo con mala intención).

No es broma, quizá estemos siendo vigilados ahora mismo. Así que, como no sé nada de derecho y mi absoluta falta de confianza en la justicia es ya conocida, borré el artículo que tenia y vistos los antecedentes me puse con pies de plomo a escribir lo que ahora estás leyendo, con lo que realmente no refleja del todo lo que pienso (que por cierto no tiene por qué ser malo, vaya por delante), pues no tengo 9.000 euros así sueltos que podria costar mi opinión. Dicho sea de paso, espero que el articulo que he borrado que comento al principio no sea motivo de multa por el solo hecho de haberlo escrito. Lo deje a medias y ya lo he borrado, lo prometo.

Si os habéis fijado, este articulo tiene bastantes enlaces, a cada cual más estremecedor. Los he incluido porque creo que ayudarán a los lectores de nuestro blog a formarse una idea de por qué borre mi anterior artículo. Hay algunos que a mí al menos me hacen plantearme qué está pasando con este asunto, pero tampoco quiero hacerme demasiadas preguntas por si acaso. En este artículo no se está tratando de menospreciar ni difamar a ninguno de los miembros de la sociedad cuyo consejero de dirección es Eduardo Bautista García (no estoy seguro si Teddy es un insulto, si lo es perdón por el contenido de este paréntesis), es decir, la SGAE.

Es imporante tener cuidado, pues hasta los comentarios que cualquiera podríamos escribir sobre un político o entre nosotros pueden traer consecuencias superiores al antiguo millón de pesetas. No importa si se trata de un solo individuo o de un colectivo. Hasta aquí creo que no he dicho nada malo ni difamatorio.

Para acabar, si eres de los que has pinchado en los enlaces y tras lo leido en estos no te atreves a expresar tu opinión en un comentario por lo que pueda pasar, te entiendo. De todos modos puedes poner un comentario con la carita :( Ten por seguro que sabré lo que sientes.

NOTA. Si algún miembro de la SGAE lee esto y está molesto, le ruego que me lo haga notar a través de mi correo electrónico. Suplico que antes de clavarnos una multa de entre 9.000 y 36.000 euros nos den la oportunidad de rectificar, retirando el artículo y pidiendo disculpas.Confiamos en su buena voluntad.

Tags:

Artículos relacionados

Acerca del autor

15 Comentarios

  1. De Cabo
    28 diciembre, 2008
  2. Lucía
    28 diciembre, 2008
  3. Stackhouse
    28 diciembre, 2008
  4. Warning
    28 diciembre, 2008
  5. MANU
    29 diciembre, 2008
  6. MANU
    29 diciembre, 2008
  7. Stackhouse
    29 diciembre, 2008
  8. chuscurro
    29 diciembre, 2008
  9. Stackhouse
    31 diciembre, 2008
  10. chuscurro
    31 diciembre, 2008
  11. Rober
    1 enero, 2009
  12. Rober
    1 enero, 2009
  13. Dimitri
    2 enero, 2009
  14. Stackhouse
    3 enero, 2009
  15. R.I.P TREZZE
    4 julio, 2011

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar