La Infantería de Marina más antigua del mundo


Infantería de Marina españolaEl camino histórico de este cuerpo se solapa inevitablemente con el de la Historia de España en un buen trecho de esta última. Dicho de otro modo, podemos contar parte de la Historia de España a través de la historia de la Infantería de Marina. Puede que quien no conozca este cuerpo de choque este más familiarizado con el apelativo inglés debido a la influencia americana: Estos son nuestros “marines”, los “Spanish marines”.

“Per terra et mare” reza su lema. Cuatro palabras que describen de la forma más sencilla posible su naturaleza. Las misiones de este cuerpo dependiente de la armada son básicamente la de abordaje de embarcaciones, protección de instalaciones navales y operaciones de desembarco anfibias. Dependen de la armada pero están a caballo entre ésta y el Ejército de Tierra, pues son soldados, no marinos.

Es la nuestra, la infantería de marina más antigua del mundo. En ella sirvieron hombres como D. Pedro Calderón de la Barca y en ella fue en la que D. Miguel de Cervantes Saavedra perdió la mano gemela a la que escribió “El Quijote”. La idea se le ocurrió a Carlos I en 1537 cuando decidió asignar tropas que inicialmente iban a ser simplemente transportadas a lugares concretos a buques para realizar abordajes. Desde entonces han intervenido en lugares como Flandes, Sicilia, Cerdeña, Tolón, Milán, Conchinchina, Filipinas, Méjico, Cuba, Santo Domingo, Buenos Aires, Cartagena de Indias, Marruecos, Orán, Guinea, el Sáhara, Gibraltar, Ferrol, Bailén, Ocaña, San Pedro Abanto, Tolosa, la Muela de Sarrión y Contravieja; así como en combates navales como los de Lepanto, Islas Terceras, San Vicente, Trafalgar, Cavite o Santiago de Cuba, llegando a permanecer en territorios de ultramar hasta 10 años seguidos. Relatar la Historia de este cuerpo se torna tarea ardua, especialmente por su extensión. Además, no es finalidad de este articulo saturar al lector con datos y fechas, por el contrario sí es que cualquiera que lea esto pueda hacerse una idea de lo que fue este cuerpo, hace siglos conocido como “La invencible”.

Como ejemplos históricos: la expedición a Argel (1541) o la Batalla Naval de Lepanto (1571). Actualmente y siempre con la más moderna tecnología con la que cuentan nuestras FAS, Bosnia-Hercegovina, Haití, Irak o Líbano son lugares en los que han intervenido, y el asalto al buque So San una de las misiones recientes más importantes. De esa gran familia, destaca por estar “al pie del cañón” el Tercio de Armada (TEAR). Son quienes personalizan las operaciones de asalto, de desembarco, de actuación en suelo enemigo. Fueron estos quienes tomaron el islote Perejil y quienes el pasado año 2002 asaltaron el buque norcoreano So San, que tras hacer caso omiso a las peticiones de la fragata Navarra de detener su marcha, fue asaltado y resulto transportar 15 misiles SCUD de fabricación soviética en sus bodegas.

Tan difícil como destacar todos los hechos sobresalientes de este cuerpo, sería nombrar a todos sus héroes. Muchos de ellos se hicieron un hueco en la Historia en la guerra de Cuba, como los soldados Rama y Cancela, en honor de los cuales existe un fuerte en la isla caribeña llamado “Rama-Cancela” donde a cuya entrada una placa conmemorativa en memoria de los 2 infantes españoles reza: “Viajero Cristiano, detente y descúbrete. La tierra que pisas es Sagrada, en nombre del Real Cuerpo de Infantería de Marina…”. Por hechos como ese y acciones colectivas como la que tuvo lugar en 1763 la Infantería de Marina fue nombrada Cuerpo de la Casa Real. Corría aquel año cuando tuvo lugar la heroica defensa que 600 infantes de marina hicieron del Castillo del Morro de La Habana frente a 12.000 soldados de la flota inglesa. Desde entonces y como consecuencia de tal hecho, su uniforme mantiene, hoy en día, las “sardinetas” en su bocamanga y los colores azul y rojo de Tropas de la Casa Real. Brava victoria frente a los ingleses en aquella ocasión como en otras tantas que, aunque a muchos les parezca raro, fueron derrotados muchas veces por los españoles. De la difamación histórica inglesa, que incluso nosotros mismos repetimos y aceptamos como verídica, ya hablaremos otro día.


-Lugares en los que han intervenido-

Artículos relacionados

Acerca del autor

10 Comentarios

  1. De Cabo
    5 septiembre, 2007
  2. abogado
    5 septiembre, 2007
  3. miguelito
    21 septiembre, 2007
  4. Mon
    24 abril, 2008
  5. Dimitri
    24 abril, 2008
  6. Stackhouse
    4 mayo, 2008
  7. el yanky
    30 mayo, 2008
  8. pedro garcia sanchez
    9 agosto, 2008
  9. CRITON
    30 julio, 2009
  10. sargento de hierro
    13 agosto, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar