Jesusito de mi vida, eres niño como yo


Hola muchachada. Ya se ha hablado de alguna de las tradiciones navideñas en este blog y también se ha hablado de mitología. Relacionado con esto a mí me gustaría escribir algo sobre un tema que a más de uno le sorprenderá, la realidad histórica de la celebración de la Navidad, o lo que es lo mismo, del nacimiento de Jesús.

Para ello, y por no entrar en polémica sobre las fuentes, compararemos los evangelios aceptados por la Iglesia como verdaderos, con registros históricos fiables, ya que como muchos sabéis existen otros evangelios llamados apócrifos no aceptados como parte de la doctrina católica.

Para vuestra información, hay más de 50 evangelios apócrifos o “extracanónicos” como sería más correcto denominarlos, y muchos de ellos narran historias sobre el nacimiento de Jesús muy diferentes, el hecho de que se eligieran unos evangelios u otros como verdaderos simplemente se debe a que se adaptaban más a los preceptos de la secta cristiana que acabó imponiéndose, y el hecho de que sean cuatro es fruto de los escritos de San Ireneo, aunque sus razones son un poco pintorescas. Citando textualmente “No es posible que puedan ser ni más ni menos de cuatro“, comparándolos con los cuatro puntos cardinales, o los cuatro vientos, incluso basándose en el Libro de Ezequiel del Antiguo Testamento en el que se describe el trono de Dios flanqueado por cuatro criaturas (hombre, león, toro, águila), que están en el origen de los símbolos de los cuatro evangelistas de la iconografía cristiana.

Usando pues los evangelios de Mateo y Lucas (alguno que me conozca bien tendrá una media sonrisa…) que son en los que se habla del nacimiento de Jesús, y las fuentes históricas fiables de las que disponemos vamos a ver qué puede haber de verdadero en la fecha del nacimiento, y lo que la rodea.

25 de Diciembre fun fun fun

El día y el mes del nacimiento han sufrido variaciones en la historia, y en esto la misma Iglesia tuvo que llegar al convenio de ponerlo el 25 de Diciembre, haciéndola coincidir con varias fiestas paganas que celebraban entre otras cosas el solsticio de invierno, un símbolo del triunfo de la luz, ya que los días empiezan a hacerse más largos en esa época del año.

Lo que parece claro si leemos las escrituras es que no fue en invierno, ya que Lucas (2.8) dice textualmente “Había pastores en la misma región que permanecían en el campo, y cuidaban su rebaño durante la noche” lo que sólo ocurre cuando las ovejas están preñadas o las sacan a pastorear, nunca en Diciembre. Descartamos pues el 25 de Diciembre.

La adoración de los pastores. El Greco

Año cero patatero

El monje Dionisio el exiguo, recibe en el 523 como encargo del Papa descubrir la fecha de nacimiento de Jesús y así establecer un nuevo calendario, abandonando de esta forma el año de la fundación de la por entonces impía Roma como año de referencia para las fechas. Este señor llega a la conclusión de que Jesús nació en el 753 a.u.c. (ab urbe condita, desde la fundación de la Cuidad de Roma), lo que es un absurdo por motivos tan obvios como que está perfectamente documentado por los romanos y por historiadores judios como Josefo, que Herodes, parte fundamental de algunos de los pasajes de los evangelios, murió en el 749 a.u.c., o lo que es lo mismo, en el año 4 antes de Cristo.

La Iglesia moderna, a pesar de ser consciente de este error cometido, decidió también por convenio mantener la fecha de Dionisio (Acordaros los informáticos del jaleo que se montó con lo del año 2000, como para cambiar ahora otra vez el calendario). Cruzando otras fuentes parece que el personaje histórico conocido como Jesús nació 5 o 6 años antes del año 1, año 1 porque el año 0 no existe, el concepto de 0 no se conocía en Europa, nos lo trajeron algún tiempo después nuestros amigos musulmanes.

La adoración de los pastores. Tintoretto

Ha nacido en un ¿portal? ¿en Belén?
Bueno, esto me está quedando un poco largo, así que si os interesa el tema sigo en otro post con temas más interesantes, y quizá menos conocidos como los siguientes:

  • Herodes, un mal día lo tiene cualquiera
  • ¿Portal? ¿Cueva? ¿Pesebre? … ¿Belén?
  • Los reyes magos, esos grandes desconocidos (hasta por los evangelistas)
  • La estrella de Belén ¿Es que nadie miraba para arriba por aquel entonces?
  • María, júrame por tu padre que ha sido el Espítitu Santo

A pesar de que me encante hacerlo, no he querido entrar en polémicas más agrias (podemos hacerlo en el post que os propongo) y simplemente he querido mostrar como algunas de las cosas que se dan como ciertas no lo son tanto. Desde luego la fecha en sí no cambia nada del significado que le quiera dar cada uno a la doctrina que nos presenta la Iglesia, pero sí que es curioso comprobar lo artificial de algunas de las cosas que celebramos 2007 años después, o 2008, o 2011, o 2012…

Salud y República,

Call me Ishmael or call me the Grinch

Artículos relacionados

Acerca del autor

6 Comentarios

  1. Zyrtab
    27 diciembre, 2007
  2. Call me Ishmael
    27 diciembre, 2007
  3. De Cabo
    27 diciembre, 2007
  4. Abogado
    28 diciembre, 2007
  5. Call me Ishmael
    28 diciembre, 2007
  6. Bird
    31 diciembre, 2007

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar