Prison Break T-Bag

Por si el titulo no fuera suficientemente claro, voy a empezar explicando que estoy aquí para hablar de mis vicios… de nuestros vicios… Televisivos, por supuesto.
Y es que quién más quién menos hoy en día anda enganchado a una de estas series, Lost (Perdidos) o Prison Break (Fuga de Rio Zorro). Entretienen y enganchan, como el tabaco, vienen de América, como el tabaco…. y son malas, como el tabaco.

Porque reconozcámoslo, con la tonteria de sacar el máximo partido a la gallina de los huevos de oro… los argumentos se resienten, se alargan situaciones intrascendentes, se pierde coherencia… y por mucha adicción que te provoquen, no puedes evitar la sensación de que te están tocando los huevos… de oro.

En fin, no doy más vueltas, cada vez que tenga un rato me voy a asomar a este blog para poner a parir a mis series preferidas, haciendo especial hincapie en esas situaciones o personajes inverosimiles que las habitan. Hoy para comenzar quiero hablar de un clásico…. T-Bag.

Sí, este es sin duda un caso singular: viola y mata niños, mujeres, presos, prostitutas … y el día que se esconda en una granja no sé va a librar ni el gallo kiriko…. Pues bien, a pesar de todo esto y más, T-Bag es el personaje preferido de mucha gente… esto lo demuestra el hecho de que lo mantienen en la serie después de dos temporadas, mientras otros compañeros de fuga fueron asesinados sin el menor rubor. ¿Cómo es posible? ¿Quién es aquí el psícopata? ¿T-Bag? ¿Los guionistas? ¿Lo somos los espectadores?

Por supuesto los culpables somos nosotros, los espectadores, por aguantar al tipo al que mejor le cicatriza un brazo amputado, un tipo que desangrándose y con una mano de maniqui del Corte Inglés le pone las pilas a cualquiera, un tipo que a pesar de su cara de psicopata llena de heridas y moratones, y de su mano de Geyperman… es capaz de ligarse a cualquier tía con sólo teñirse de rubio.

En fin que si la serie se alarga mucho, y sigue al ritmo de una amputación por temporada… acabaremos viendo a T-Bag convertido en un muñón humano y seguirá ligando, amedrentando y matando (aunque lo de violar lo tendrá más chungo).

No quisiera despedirme sin recalcar dos cosas importantes: Reclamo desde este recóndito blog el premio Nobel de medicina (póstumo) para el veterinario que le injerto a T-Bag el brazo amputado sin necesidad de un mísero quirofano… y que luego salgan los franceses chuleando de haber injertado una cara en catorce horas… ese tipo podría haberlo hecho en media y nadie habla de él!!!!

La segunda cosa es que este miércoles 18 hay que ver «El club de Flo», sobre todo los monólogos de Fermín Cacho y Blanca Romero ( por lo que me tocan). Recordad que por muy mal que lo hagan, por mucho que os aburran, por lo menos si les cortaráis un brazo, tendrían la decencia de desangrarse y morir… no como el maldito T-Bag.

Publicado por Chuscurro

Me gusta el humor y si es surrealista, mucho mejor. De pequeño soñaba con ser albondiguero, pero como los oficios tan especializados tienen poca salida en época de crisis, me tengo que conformar con ser bloguero con gorro de cocinero. Sígueme @chuscurro

Únete a la conversación

6 comentarios

  1. JAJAJAJAJAJA!!! Hacía tiempo que no me reía tanto leyendo algo!!! Me esperaba algo crítico y con humor, pero te has salido compañero!!

    Una buena carta de presentación y un buen adelanto de lo que le espera a la gente que oiga tus monólogos, ya sea en «El club de Flo» o vaya a verte cuando actúen los Críticos Cítricos, de los cuales espero que se dedique un artículo más adelante en este nuestro blog ;-)

    Un saludo

  2. T-Bag forever!! Hay que reconocer que es el mejor de la serie.
    Lo del veterinario indio que le injertó el brazo es verdad, que coño hacía en una clínica veterinaria cutre de la América profunda? seguro que fue el 1º en su promoción, tendría que haberse forrado como cirujano. En fin, otra incoherencia del guión.

  3. Creo que la mano que supuestamente le «pegó» el veterianario no llegó a «enganchar», vamos que era algo que estaba ahí pegado. De hecho creo que no se le vió mover esa mano en toda la serie. En mi opinión T-Bag es de lo mejorcito que tiene la serie, creo que el actor es genial, esos gestos, esas caras, es la caña. Luego claro, si ya nos ponemos a analizar minuciosamente el guión, y las situaciones, pues tiramos por tierra la serie, pero no sólo esta, sino cualquiera que se ponga por delante.
    De todas formas, para eso estarás tu no?, para «abrirnos» los ojos, vaya coñazo que tengas que seguir viendo una serie que te toca los huevos, pero es que lo que hay.
    Salud y fiesta.

  4. Pingback: meneame.net
  5. XDDDD

    El tema de la «mano de T-Bag» hizo un hito en mi familia, así como el de «¿pero de qué coño le sirve el tatuaje ya, si no lo usaaaa» (de Michael)! XDD

  6. jajaja, esa pregunta me la hago yo tb!! y el tatuaje ahora ya pa’ que??
    A mi cuando me hizo gracia ya del todo es cuando Michael estuvo a punto de cortarle la otra mano a T-Bag… entonces si que habría sido bueno…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.