Berlusconi gigoló


Personalmente tenía una idea más o menos concisa sobre cómo era el bueno de Silvio. Un tipo excéntrico, con un carácter particular y un una notable operación de cirugía estética en cara, ojos y cuello que le deja como un autentico “Latin lover”, ideal para juntarlo con Briatore. Este último aprovecha su posición laboral para atraer mujeres como su actual novia pero es que Berlusconi es aun mejor, por que lo único que hace es enredar cual chiquillo de 8 años. Era el “Daniel el travieso” de los mandatarios europeos.

Para mí lo más fuerte es esto: aquí tenemos a Silvio que sale a la calle y antes de montarse en el coche ve algo que le llama la atención. Una mujer policía colocando una multa en un parabrisas. ¿Qué hace ante eso Silvio? Su Ángel le dice: “Silvio, sube al coche y márchate, que aquí hemos acabado”, pero su Demonio le dice: “Silvio, nunca tendrás una oportunidad como esta, ¡dale!”. Y para allá que fue.

En este otro aparece nuestro Gigoló…cantando. Como él mismo dice en le video, con esa canción se pagaba la universidad de la Sorbona en Francia cuando era joven, por el día estudiaba y por la noche cantaba, y mas por la noche aun…mejor dejemoslo estar, por que visto lo visto…

Pero no todo va a ser fiesta, también hay que descansar un poco, relajarse y tomarse un café y algo mas, eso si, mirando previamente a los lados para que no le vea nadie. Buen provecho.

¿Y que es lo que hace habitualmente la gente después de comer? Exacto, echarse la siesta. Es una costumbre española pero al fin y al cabo Italia es un país mediterráneo. Eso si, hay que encontar el lugar apropiado.

¿Alguien se imagina cómo debería ser salir una noche con Pocholo y Berlusconi juntos?

Artículos relacionados

Acerca del autor

One Response

  1. De Cabo
    21 noviembre, 2007

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar