Bear Grylls, el úlTIMO superviviente. De Cabo a Rabo.


No, no me había olvidado de esta sección, que hasta ahora sólo tenía un post. Simplemente no había encontrado ningún personaje de actualidad con el que darle relumbrón. Sin embargo en los últimos días ha ocupado las portadas de los periódicos digitales el McGyver de los documentales: Bear Grylls.

Al parecer algunos de sus logros, no son tan espectaculares como parecen.

Lo que me sorprende no es esto en sí, sino que siga habiendo gente que se crea lo que sale en la tele. Todo absolutamente todo lo que sale en la tele es mentira. Todo tiene una mente pensante detrás que lo crea: ¿Os creéis por ejemplo que Superman vuela? ¿o que Belen Esteban parecería así de gilipollas sino tuviera un guión detrás? ¿o que las noticias de Telemadrid son verdad?

Por favor, no seamos inocentes y condenemos a este aventurero sólo por utilizar unos cuantos truquillos para dar espectacularidad a su programa. Lo mejor es que le conozcamos un poquito mejor antes de criticarle, por eso y para eso Bear Grylls es el invitado especial de nuestra sección. Recordad que también podéis enviar vuestras preguntas.

Un día en la vida de Bear Grylls… por Bear Grylls

Estoy tanto tiempo en la naturaleza que cuando estoy en casa no me encuentro, vivo sin vivir en mí. Como me gusta el bricolaje todos mis muebles son de Ikea, auque si os digo la verdad si no llega a ser por mi cuñado que es un manitas no los monto ni de coña. Hacerse una cama con ramas en el bosque está tirado, pero montar una cama Tromso eso si que es jodido.

Lo de la cama alta Tromso, no es casualidad, necesito dormir a cierta altura para evitar que mi perro me ataque. No sé por qué pero me mira mal, vale que un día me comí al canario para desayunar… pero el perro no tiene razones para temer… soy alérgico a los chihuahuas.

Por las mañanas siempre suelo estudiar para ser un buen superviviente. No me perdía ni un solo programa de Saber vivir… aunque ahora que han echado a Manuel Torreiglesias estoy viendo por décima vez el pack de la serie de McGyver.

Me gusta salir a pasear por el parque, o como lo llama mi mujer, la sierra. Aunque hay una fuente de agua potable cada cien metros, yo prefiero beber agua del estanque o de los charcos y si tengo hambre me como alguna ranilla que otra. Eso es el aperitivo, porque para comer de verdad siempre voy a un restaurante Japonés, a la comida hecha me sienta fatal.

Por la tarde me entreno, voy al zoo y me saco un sobresueldo limpiando excrementos de animales. Además me dejan comer todo lo que me apetezca, eso sí al reptilario no me permiten ni acercarme.

También practico la supervivencia yendo de vez en cuando a las rebajas, o a ver partidos de fútbol con la bufanda del equipo contrario al que juega en casa.

En fin, que quitando lo de la coprofagia, mi día a día es el día a día de cualquier persona normal.

EL TEST:

Comida preferida: Mierda.
Canción favorita: Sopa de caracol.
Un defecto: Tengo digestiones pesadas.
Una virtud: Me como lo que me pongan.
Un vicio: Las ladillas, a la parrilla.
Una fantasía: Tener garrapatas, para llevar comida siempre conmigo.
Un libro: Pinta, recorta y colorea… animales del bosque.
Un actor: Richard Dean Anderson
Una actriz: Demi Moore
Una película: La teniente O’Neill

LAS PREGUNTAS DEL LECTOR

Kevin Costner de Jesús, Sevilla: ¿Todas las cosas que hacen en su programa son ciertas?

Contesta Bear Grylls: Querido amigo, hago lo que puedo, pero comprenderás tampoco me voy a jugar la vida por entretener a la masas. Tengo una familia que alimentar y tampoco es que me paguen tanto como para arriesgar mi integridad física, así que de vez en cuando exageramos un poquillo. Además comprenderás que lo normal es que el equipo de grabación me ayude, porque no voy a hacer el trabajo yo sólo y ellos a chupar del bote.

Ratatoille, Marsella: ¿Se come de verdad todo lo que vemos en la tele?

Contesta Bear Grylls: Querido amigo, todo, todo no. Hay sólo cinco cosas que son la base de la alimentación de un humano. La primera, la mierda, la segunda, los insectos… y las otras tres ahora no me acuerdo. De hecho, gustarme lo que se dice gustarme, sólo me gusta de verdad la mierda, el resto, si es posible, lo cocinamos y condimentamos tras las cámaras.

Marivi Son, Murcia: ¿Es necesario matar tantos animales para hacer su programa?

Contesta Bear Grylls: No realmente, no. No soy tan sádico como parece. A la mayoría les dejo suelto después de pegarles un mordisco o atravesarles con un palo. El equipo siempre lleva en la nevera algún sándwich de excremento por si no encuentro ninguno en plena naturaleza.

Artículos relacionados

Acerca del autor

7 Comentarios

  1. jose87
    31 agosto, 2009
  2. Liz
    31 agosto, 2009
  3. marta
    8 septiembre, 2009
  4. marta
    8 septiembre, 2009
  5. Ricardo
    9 septiembre, 2009
  6. Luis
    11 septiembre, 2009
  7. Jorge
    19 septiembre, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar