Quiero ser como…. Timbaland


timbaland-1-1

En este afán mío de crear secciones (sueño en secreto con la utópica idea de tener más secciones que artículos escritos) llega hoy a la pantalla amiga de vuestros ordenadores “Quiero ser como…” Aquí tendrán cabida aquellos personajes dignos de mi admiración y también, por qué no reconocerlo, mi envidia.

El encargado de abrir fuego puede ser en principio desconocido para algunos, pero seguro que no lo es tanto si prestáis atención a algunos de los éxitos musicales de los últimos años, donde junto al nombre del cantante de renombre de turno solía aparecer “feat Timbaland”.

Productor musical, DJ, cantante… eso dice su currículum. Aunque en el colectivo general es el afromericano que sale poniendo caras, haciendo coros y cantando frases con reverb (eración) al principio de la canción o durante el estribillo.

Ahí lo tenéis, haciéndose millonario sólo a base de cantar expresiones del tipo “yeeeeeeeeeee” o “aaaaaaaaaahh”, y compartiendo escenario junto a las estrellas musicales del momento. Definitivamente quiero ser como Timbaland

“Say it Right” o “Promiscuous girl” con Nelly Furtado, “Four Minutes” con Madonna, “Apologize” con One Republic, “Sexy back” con Justin Timberland…. Amén de otras colaboraciones con bellezones como Shakira, Kate Perry, Nicole de Pussycat dolls (ex de Hamilton), etc… hacen que este tipo no salga del top de las listas musicales en los últimos años.

Además ahora ha hecho un disco propio donde no queda claro su poder de afinación por su tendencia a usar el reverb (vaya Celebrity tendrían los de Muchachada Nui con este pavo), y donde las estrellas de turno le devuelven los favores compartiendo tema tras tema. En fin, triunfo por la vía de la onomatopeya bien entonada. Si esto no es digno de admiración que venga Dios y lo oiga. Y eso sin pensar en que posiblemente se haya podido zumbar a alguna de sus partenaires femeninas…. Que sustituyan por estatuas de Timbaland los huecos dejados por los monumentos del franquismo. Eso sí que hagan más hueco para su busto, porque el que perímetro craneal de Timbaland no cabría ni en las monedas de 50 pelas de antes.

Yo que he sido un tipo de pocas palabras (habladas) a la vez que le admiro, me solidarizo con él, y a partir de ahora empezaré a “hacer el Timbaland”. Esto consiste en salir de situaciones de apuro como lo haría esta colosal estrella.

Tu novia te pregunta “ ¿qué tal me queda el pantalón, me marca el culo?” y tú meneas la cabeza al compas de una música imaginaria y dices “yeeeeeeee” “aaaaaaaaaah”. Hacer el Timbaland se va a poner de moda, lo puedes aplicar en el trabajo ante una pregunta complicada con tu jefe, o con los amigos a la hora de pagar las cañas, en cientos de situaciones comprometidas de las que podrás no sólo escapar, sino además caer bien, poniendo sus caretos graciosos y tarareando sus tonillos molones.

Así que amigos, si no podéis ser Timbaland. Hacer el Timbaland.

Artículos relacionados

Acerca del autor

6 Comentarios

  1. Siul Zarrob
    29 marzo, 2010
  2. Sylar
    29 marzo, 2010
  3. Chuscurro
    30 marzo, 2010
  4. Antonio
    30 marzo, 2010
  5. Rocka beats
    7 julio, 2010
  6. mrkevincas
    16 agosto, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar