Lady Gaga es fea.


El titular de este artículo no es ninguna opinión subjetiva, es la conclusión a la que ha llegado el estudio realizado por el prestigioso gabinete de antropología moderna de una reconocida universidad estadounidense.

Al parecer los diversos disfraces, vestidos, cambios de peinado y actitud provocativa de la famosa cantante, no serían más que una burda técnica para distraer al público de la triste realidad que cada día al levantarse constata en el espejo: que es más fea que Picio.

El estudio no ha estado exento de controversia y diversidad de opiniones. Algunos de los científicos sugerían sustituir el término “fea” por “belleza picassiana” al encajar su tocha tocha, sus piños dispersos y sus ojos de personaje lunático de Los Simpson con el canon de belleza del pintor malagueño. Sin embargo la mayoría llegaron a la conclusión que eso no sería más que un eufemismo, porque las señoritas de Avignon también eran feas, las mujeres del Guernica eran feas y en general lo eran todos los personajes de sus obras, excluyendo algún arlequín resultón. “Por Dios, si hasta Rossy de Palma también es denominada belleza picassiana”, llegó a gritar una de la eminencias científicas visiblemente enojado con el contradictorio uso del término.

Bellenza distraida tirando a ausente.

El mismo estudio explica que la conclusión del mismo no implica incompatibilidad con la zumbabilidad de la cantante. Ya que aunque da cosilla mirarle a la cara, de barbilla para abajo tiene posibilidades, que añadidas a su fama y a su morbo desaconsejarían perder una oportunidad de sexo con ella. En concreto en la última frase del corolario del estudio se puede leer “Fea es un rato, pero ascos para una noche tampoco le hacía.”

La técnica para llegar a esta conclusión científica ha sido la comparación con Picio. Picio, para quién no lo sepa, era un condenado a muerte granadino que finalmente fue absuelto, lo que pasa es que del susto el hombre perdió el pelo, las cejas y las pestaña y se convirtió en un paradigma de fealdad. Al parecer diversas imágenes de la cantante extraídas de videos en los que aparece también sin pelo, sin cejas o sin pestañas, y posteriormente superpuestas sobre un retrato del insigne granaino han constatado empíricamente la carencia de belleza de la estrella del pop.

No obstante el estudio no ha causado un gran impacto en la comunidad científica, puesto quién más quién menos ya se temía que Lady Gaga fuera fea.

Tags:

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar