Un sindicalista radical hace huelga a la huelga y se crea un agujero negro en la nebulosa de Orión.


Hoy 29 de Marzo, durante la huelga general se ha producido un fenómeno inusual que a través de un impacto en el continuo espacio tiempo ha creado una alteración irreparable en el universo.

Paco Pana Puño un huelguista profesional enfrentado a una crisis de ideales llevaba varios días rumiando la posibilidad de hacer huelga a la huelga, y esta misma mañana después de ducharse, no afeitarse y acabar de escribir consignas antigubernamentales en una sábana bajera tuvo una duda existencial que le condujo casi inconscientemente a plantarse en seco sobre su intención inicial de asistir a la cita sindical de este 29-M.

La parada sobre la acción de paro generó un movimiento de inacción, un avance en retroceso que acabó creando una paradoja espacio temporal que desembocaría en el nacimiento de un agujero negro en la nebulosa de Orión. La estabilidad del universo está ahora en juego, y el gobierno se ha apresurado a echarle la culpa a los sindicatos, y de paso a Zapatero por si los dípteros.

El destino de Pana Puño quedó marcado desde que vino al mundo un primero de Mayo. El doctor le dio unos golpes en el culo y en vez de berrear entonó la internacional. Desde entonces hasta el día de hoy había estado del lado de los explotados y oprimidos.

El jueves pasado se compró una camisa de rayas con cuello blanco y las iniciales grabadas en el pecho. La acción ya de por sí le pareció un desliz consumista y burgués, pero el momento en el que vio las siglas P.P. sobre su corazón sintió un estremecimiento en todo su ser. El hecho que esta huelga general viniera precedida por un anuncio teóricamente accidental de Rajoy sobre el advenimiento de la misma comenzó a rondar por su cabeza. Se sintió entonces un como una autómata guiado telepáticamente por oscuras intenciones gubernamentales que podrían tener como fin el desprestigio de unos sindicatos no muy sobrados del mismo… vamos, que petó.

Lo demás ya es historia. El agujero negro de la nebulosa de Orión ha comenzado a devorar planetas, incluido el único planeta con vida aparte de la Tierra. Un hecho aparentemente negativo que a largo plazo, cuando conquistemos el espacio, supondrá un mayor demanda de empleo para los terráqueos. Los sindicatos no han tardado en apuntarse un tanto y han denominado ya está huelga como un éxito interestelar.

Por su parte el gobierno ha enviado un autómata guiado telepáticamente para dar sus mensajes. Tendrán que mejorar sus dotes de lectura con entonación, parece que trabaja en una guardería.

Mientras tanto Bruce Willis calienta en la banda en previsión de un Armageddon

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar