Nacen en Sevilla las primeras cofradías especiales para los días de lluvia de Semana Santa.


Si no puedes con tu enemigo únete a él. Eso debió de pensar Macareno Escarpín, empresario sevillano, que ha dado con la fórmula mágica para evitar los disgustos ocasionados por las inoportunas lluvias que suelen aparecer matemáticamente cada Semana Santa.

El empresario que ha decidido importar un concepto escandinavo “ the waterproof cofradies” afirma que la idea se la dio Jesucristo en persona que se le apareció del fondo de un chupito de Cointreau en llamas y le dijo: “Neopreno, Macareno”

Cristo del perpetuo neopreno

Las nuevas cofradías cambiaran túnicas por trajes de neopreno y capirotes por capuchas impermeables. Además los pasos serán adaptados para todo tipo de clima, se usaran las llamadas “carrozas anfibio” que en los casos de lluvia extrema podrán flotar y donde los costaleros pasaran a ser remeros con los mismos palos que antes utilizaban para sujetar al santo de turno.

Los cristos y las vírgenes también se tendrán que actualizar a los nuevos tiempos. Así una de las procesiones que más fervor parece haber despertado desde el principio es la de La virgen de la escafandra. También está teniendo muchos seguidores El cristo de las ancas, también conocido como Dios hecho hombre-rana. Los cofrades que no quieran perderse la procesión ningún año se harán del Jesús del Gran Poder de Aguantar la respiración, que viene equipado para buceo sin botella, con sus aletas, su capa de neopreno y sus gafas con tubo. Famoso por el milagroso record mundial de apnea, caminando bajo las aguas.

No ha faltado la polémica con el Cristo de la inmersión profunda, que viene únicamente equipado con su bañador Turbo modelo blanco Galilea, y su corona de espina de silicona. Pero, sobre todo, con la Virgen del albornoz, que al parecer debajo del albornoz que la da nombre solo lleva un bikini de natación Nabaiji.

Para el Domingo de Ramos se ha creado una procesión especial para los más pequeños. Al niño Jesús se le ha cortado el pelo al uno y se le ha vestido, como no, con ropa surfera de El Niño y ahora se le denomina el nini Yesus. La borriquilla se ha sustituido por una imagen de Bob Esponja.

Macareno Escarpín ha dicho que es demasiado pronto para ver si su propuesta , nunca mejor dicho, calará. Lo que sí ha asegurado es que entre sus cofrades se acabaron para siempre la lágrimas a causa de la lluvia. No woman con mantilla, no cry.

Artículos relacionados

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. Call me Ishmael
    4 abril, 2012
  2. Jose Antonio
    4 abril, 2012
  3. Chuscurro
    4 abril, 2012

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar