Curso básico de prostitución profesional… y que le den por culo a los cursos de CCC.


En estos tiempos de crisis es cuando uno debe prepararse y formarse de cara a estar listo para el futuro. El saber no ocupa lugar.

Mucha gente ha retomado sus estudios, otros recurren a los cursos de CCC o similares en busca de una salida laboral, pero sobre todo me ha llamado la atención la última oferta en formación que ha saltado estos días en los medios de comunicación: La escuela profesional de prostitución.

Si la crisis nos la hace pasar putas, pues pasémoslas de un modo profesional.

Esta es de esas noticias de las que es mejor quedarse con el titular e imaginarse el cuerpo, y me refiero al cuerpo de la noticia no del profesorado.

Esas aulas con camas en lugar de pupitres. Un lugar donde no te piden salir al encerado, sino que vengas encerado. Donde “la Maria” no es la asignatura más fácil, sino la profesora más fácil. Con clases en varios idiomas: francés, griego… Donde un examen sorpresa es un aquí te pillo aquí te mato. Donde si un compañero te presta la goma tienes que asegurarte que no haya sido utilizada antes. Donde sacar punta al lápiz tiene otro significado. Donde si te portas mal no te ponen de cara a la pared con los brazos en cruz… sino mirando a Cuenca. Donde los exámenes orales no son difíciles, sino que están chupados.

Un poco más en serio, ¿pero esto de la prostitución no era ilegal? ¿Os imagináis cursos de robar bancos o de matar suegras? Está claro que hay ocupar a los parados, pero no es lo mismo encontrar una salida profesional que a una profesional salida. La verdad es que al organizador de los cursos le estamos dando todos bastante publicidad gratuita, pero espero que le den de verdad pero con el peso de la ley, porque de lo contrario habrá conseguido chulear a toda la sociedad no sólo a sus alumnos.

Artículos relacionados

Acerca del autor

One Response

  1. armando
    22 mayo, 2012

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar