Peripecias de un Pre-papá. Semana 0.


Queridos blogueros, os doy la bienvenida a la que va a ser sin duda mi sección más personal en todos los años que llevo escribiendo aquí. Aunque sea el abuelo cebolleta de este blog, si todo va bien, voy a ser padre por primera vez en la vida real.

Así que hoy pretendo iniciar una sección semanal, ahora todo se cuenta por semanas en mi mundo, que sirva de compañía a personas que se encuentren en la misma tesitura que yo, de recuerdo a los que ya han pasado por esto y de acicate, guía, o quizás de arma disuasoria, para los que se lo estén pensando.

Aunque no os quiero engañar, sobre todo pretendo que el ser de varios centímetros que tengo el gusto de presentaos en la foto interior pueda leerlo dentro de muchos años y pensar que su padre es un tío guay (aunque probablemente la expresión “tío guay” sea motivo de exclusión social en aquella época si no lo es ya ahora).

Prometo contar la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. No faltarán las abundantes dosis de sentido de humor habituales en mis artículos y si hay que alterar algún suceso ligeramente por el bien de la narración, se alterará siempre y cuando no le quite un ápice de autenticidad a la historia.

La sección que nace hoy y el bebé que nacerá en unos meses me ilusionan, me enternecen y me acojonan a partes iguales y así trataré de reflejarlo.

Como los previos de esta aventura no tienen desperdicio, haré unos cuantos capítulos que enmarcaré en una dilatada (verbo adecuado donde los haya) semana 0. Capítulos que por su temática serán más prosaicos y en los que estoy decidido a entrar al trapo y sin tapujos en temas tabú como la infertilidad masculina. Desmarcándome así de otros congéneres que por vergüenza callan sus experiencias fecundadoras y nos privan a los primerizos de una información que tantos quebraderos de cabeza podría evitarnos.

Baby chuscurro con 9 semanas

Después esta historia seguirá avanzado a buen ritmo, saltando semanas, hasta que en un momento dado en un futuro no muy lejano mis artículos y el embarazo vayan a la par.

Los consejos de los veteranos serán bienvenidos en los comentarios no sólo por mí sino por los futuros lectores que también sean primerizos, así que sin muchas expectativas, os ánimo a formar parte de esta apasionante empresa.

Partamos pues hacia el parto. ¿Me acompañáis?

Artículos relacionados

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. Boticaria
    26 junio, 2012
  2. Chuscurro
    26 junio, 2012

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar