Fumar no sólo mata, arruga


Creo que llegados a estas alturas del año y con las buenas intenciones con que nos llenamos todos para el siguiente, os voy a proponer y a animar a los que estáis pensando dejar de fumar, hacerlo definitivamente.

Como muchos sabréis, incluso estaréis cansados de escuchar, existen numerosos estudios que constatan que el tabaco es un factor casi tan influyente como el sol en el envejecimiento de la piel. Si se sabía que tomar el sol multiplica por ocho las arrugas, el tabaco lo hace por 3. Pero una cosa es estar cansado de oir, y otra es verlo en directo:

gemelas-tabaco.jpg

La clara diferencia entre la gemela uno y dos fue la amplia historia de consumo de tabaco en la primera“, explican los autores. Mientras una hermana había consumido tabaco durante años (unas dos cajetillas diarias durante 26 años), la segunda nunca había fumado.

Las consecuencias saltan a la vista. “El cutis de la primera gemela muestra arrugas profundas y extendidas, frecuente lentigo [pecas], hipopigmentación dispersa y una moderada laxitud cutánea“, relatan los investigadores. Su envejecimiento facial se calificó como severo (cinco puntos en una escala con un máximo de seis), mientras su gemela recibió un dos (envejecimiento leve o moderado), pues “su grado de envejecimiento facial era significativamente menor que el de su hermana“.

“Una demostración visual tan obvia de la relación entre el tabaquismo y el envejecimiento prematuro de la piel es valioso en la educación pública. Las arrugas, más que las mortales consecuencias del tabaco, puede resultar el motivador más poderoso para que los fumadores dejen de fumar”,

Estas mujeres, de 52 años, tienen unas características muy parecidas: han pasado gran parte de su vida (entre los 30 y los 50) en la misma ciudad, sus historiales clínicos son menores y similares, ninguna ha padecido enfermedad cutánea… Además, tampoco han pasado mucho tiempo al sol para ponerse morenas y nunca han utilizado rayos UVA.

Pues los 3 dermatólogos estadounidenses de la Case Western Reserve University que las descubrieron en el Día Nacional de Gemelos, han decidido ejemplificar el desgaste del tabaco con este caso.

Confían en que esta pareja disuada a muchos del vicio: “En dermatología, a menudo se ha puesto en duda [la relación entre este hábito y las arrugas] porque es difícil controlar múltiples variables. En gemelos que están ‘genéticamente’ contolados y con niveles similares de exposición al sol, podemos hacer una correlación directa entre el avanzado envejecimiento cutáneo y el tabaco, pues parece ser la única diferencia entre las gemelas”, resume Doshi.

Llegados a este punto, seguro que hay mucho que está pensando: ¡anda que me importan a mí las arrugas! Bien, en ese caso también tengo respuesta para tí, bueno una imagen que lo ilustra mejor:

impotencia-tabaco.jpg

Si aun así sigues convencido y no hay forma de disuadirte, al menos ten claro de qué va tu enemigo:

autopsia-de-un-asesino.gif

Espero que os valga de algo a los que fumáis, yo por mi parte me apuntaré al gimnasio e intentaré comer mejor¿cuáles son tus buenas intenciones para el año que llega?

Fuente | Archives of Dermatology El Mundo

Artículos relacionados

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. cigarette alternative
    25 marzo, 2008
  2. Anayda
    28 junio, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar