Suecia 1 – 2 España, in extremis


In extremis. España sella su clasificación matemática para los cuartos de final gracias a un postrero gol de Villa en el último minuto. La derrota de Grecia en el otro partido del grupo, nos asegura ser primeros…


Os lo dije. No había que lanzar las campanas al vuelo. Hoy, ante Suecia, un equipo que se ha encerrado bien atrás, las hemos pasado canutas. Esa es la forma de competir con España. Los suecos nos dejaron el balón, se juntaron muy bien atrás y les bastó una jugada, para marcarnos el gol aprovechándose de que nuestros defensas parecen hermanitas de la caridad. Sangre, sudor y lágrimas le ha costado a España ganar a un equipo que juega sólo con un jugador, Ibrahimovic. En cuanto el entrenador sueco lo quitó en el descanso, se acabó el peligro.

España entró fuerte al partido y jugó bién hasta el minuto 15′, cuando Torres marcó el primer gol. A partir de ahí, se dedicó a “hacer el gamba”, como siempre. Suecia, bueno, Ibrahimovic, empezó a crear peligro hasta que claro, pasó lo que tenía que pasar. Una jugada sin peligro, la conviertieron en peligrosa entre Capdevilla, que deja centrar ahí incomprensiblemente, Marchena y Sergio Ramos. Evidentemente, gol. Lo repito otra vez, si no mejoramos en defensa, nos vamos para casa a la primera. Jugadas como esta, ante una selección potente, en un partido en el que si pierdes te vas para casa, pueden arruinarte y echar por tierra todo el trabajo de un mes entero. Vamos, que si nos sigue pasando esto, nos vamos para casa…


El segundo tiempo fue otro cantar. En gran parte, hay que darle las gracias por ello al seleccionador sueco, que nos hizo un favor quitando a Ibrahimovic en el descanso. Inexplicable. Esa circunstancia, liberó a Marchena y Albiol de un trabajo defensivo que hasta entonces, dejaba mucho que desear. Suecia, sin su único peligro, entregó el balón a España y ahí empezó el atasco… Hay que reconocer que en esta segunda parte, España jugó bien, presionó, peleó y sobre todo, tocó y tocó el balón de un lado a otro hasta casi marear… Faltó movilidad y velocidad del balón, pero es cierto que tuvimos varias ocasiones claras como para haber marcado. Al final, en la última de ellas y la menos clara, se hizo justicia en el partido.

Para rematar la faena, sólo faltaba que Grecia no ganara su partido ante Rusia para acabar primeros de grupo y así evitar a Holanda en el cruce de cuartos. Pues bien, así fue. Si encima otros equipos nos hacen favores, pues sabe más rica la victoria… Grecia, vigente campeona, cae definitivamente eliminada con una imagen paupérrima y su fútbol sucio y ultra-defensivo. Me alegro, por rácanos…

Artículos relacionados

Acerca del autor

5 Comentarios

  1. Stackhouse
    15 junio, 2008
  2. sil
    15 junio, 2008
  3. De Cabo
    15 junio, 2008
  4. malaventura
    15 junio, 2008
  5. Ingeniero
    18 junio, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar