España 0 – 0 Italia (4 – 2)


España rompe su maleficio histórico con los cuartos de final y consigue su pase a semifinales ante Italia en una tanda de penaltis en la que Casillas se convirtió en el héroe. Rusia nos espera en las semifinales.


Bueno, pues… conseguido. Por penaltis o por lo que sea, pero España está en semifinales. Y lo está porque jugó mejor que los italianos. En la primera parte, el equipo salió claramente a tener la pelota en su poder, no en vano tuvo el 67% de la posesión del balón. Pero como muchas otras veces, España tocó y tocó el balón sin ninguna profundidad, lo que propició que no hubiera ninguna ocasión clara de gol. Italia, pues a lo suyo, juego feo pero muy efectivo y balones a Luca Toni, que se pegó con todo el mundo.

En la segunda parte, España le dio un poco más de velocidad y sentido al toque de balón lo que, por otro lado, provocó más imprecisiones, permitiendo así a Italia tener más tiempo la pelota. Durante este segundo período, se igualaron más las cosas. Aquí sí se vieron ocasiones de gol. Italia tuvo una clarísima en la botas de Camoranesi, pero Casillas salvó in extremis. A cambio, España tuvo un par de ellas bastante claras, sobre todo en el minuto 81′ con el disparo de Senna que se le escapa de las manos a Buffón y acaba dando en el palo.


Con todo y eso, el partido se fue a la prórroga. Aquí es cuando ya se pudo ver a una Italia muy cansada y buscando claramente los penaltis. España, sin embargo, siguió llevando el peso del partido y nunca renunció a atacar. Eso fue lo que más me gustó. No había miedo, bueno, sí lo había, pero éste no se tradujo en imprecisiones ni en regalar el balón a los italianos, quizá también porque éstos tampoco lo querían… El caso es que España demostró carácter, no se amilanó ante la campeona del mundo y buscó la victoria hasta el último minuto en el que, por cierto, la tuvo en las botas de Cazorla… ¡Qué pena!

Italia quería penaltis, y penaltis tuvo. Siempre he dicho que son una lotería, pero esta vez España jugaba más números. Por el cansancio italiano, por fe, por la elección de los lanzadores, por Casillas y porque todos los días no son fiesta… El segundo es error del lanzador, pero el primer penalti que se para Iker es, sencillamente, maravilloso. Reflejos y agilidad puros. Bien, Iker, bien…


Siendo sinceros, no fue un partido bonito en cuanto a juego, pero sí fue un partido precioso en cuanto a emoción. Dos grandes equipos dejándose la piel en el campo, con un despliegue físico monumental y en el que ninguno fue claramente superior al otro. España fue mejor, sí, pero el partido fue como un combate de boxeo entre dos campeones. Ambos pegan y pegan pero sin llegar a tumbar a su rival. España, se puede decir, ganó a los puntos. Y ya era hora de que fuera así…

La verdad es que las semifinales de esta Eurocopa son bastante atípicas, para que nos vamos a engañar. Alemania – Turquía y Rusia – España. Si alguien apuesta por estas semifinales antes de empezar el torneo, lo hubiéramos tildado (y me incluyo yo mismo) de “chalao” por lo menos… Aquí sí que veo un claro favorito claro para plantarse en la final, Alemania. La razón es muy sencilla: los turcos, a parte de estar reventados físicamente, van a tener que alinear a un portero suplente como jugador de campo porque no tienen a más gente y Alemania viene con una moral y una fuerza descomunales. Esto es fútbol, y durante su historia hemos visto muchas cosas raras, casi milagrosas, pero sería un sorpresón que Alemania no jugara el próximo Domingo la final. En cuanto a España, tengo muchas más dudas. Que nadie piense que va a ser un partido como el de la primera fase. Ni muchísimo menos. Somos mejores que ellos, sí, rotundamente sí, pero también lo era Holanda y se la llevaron por delante con una facilidad pasmosa. Ojo a los “chavalitos” de arriba, Arshavin y Pavlyuchenko, que seguro que el año que viene no jugarán en Rusia…

Artículos relacionados

Acerca del autor

5 Comentarios

  1. chuscurro
    23 junio, 2008
  2. jose87
    23 junio, 2008
  3. Yo misma
    23 junio, 2008
  4. De Cabo
    23 junio, 2008
  5. Bird
    24 junio, 2008

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar