Se habla español. Qué suerte, y qué negocio


A parte de los salmantinos, hay un nutrido grupo de gente que habita mi ciudad tanto en verano como en invierno. Son los visitantes extranjeros, popularmente conocidos como guiris. Entre estos visitantes hay quienes vienen a hacer turismo, pero también quienes vienen para pasar un mínimo de dos semanas aprendiendo nuestro idioma.

El castellano es el idioma oficial de más de una veintena de países y es la lengua materna de aproximadamente 400 millones de personas siendo sólo superado en número por el inglés y el chino. En prácticamente todo Hispanoamérica el castellano es el idioma oficial, donde abundan talentos musicales como Shakira, Juanes, Gloria Estefan u otros cantantes que con sus letras y canciones que dan la vuelta al mundo ayudan a fomentar nuestra lengua, suponiendo unos embajadores de lujo. Pero el uso de la lengua de Cervantes no queda solo limitado a Hispanoamérica (incluido Brasil, donde se estudia por intereses varios) sino que en EE.UU hay estados como California, Nuevo Méjico o Tejas en los que el castellano es hablado por casi un 30% % de la población. Todo esto hace del castellano el segundo idioma que más se estudia en el mundo.

Estos datos, una noticia que leí hace algún tiempo, y los jóvenes de todas las nacionalidades que me encuentro cada vez que voy al centro me han hecho reflexionar sobre la gran cantidad de dinero que mueve el aprendizaje de nuestro idioma. No se trata solo de la caja que se hace con las matriculas o títulos expedidos por los organismos acreditados, sino que adema hay que incluir todo lo que eso le conlleva a alguien que pasa varias semanas fuera de casa, como es transporte, alojamiento, dietas etc. Desde el punto de vista cultural es un placer que el mundo se preocupe por aprender tu lengua, pero desde el punto de vista económico y comercial es una seria oportunidad de negocio que abarca desde las directamente implicadas escuelas de idiomas hasta los negocios de souvenirs y gastronomía que hacen el agosto con la masiva cantidad de estudiantes. En suma, los 200.000 alumnos extranjeros que vienen a España a perfeccionar el castellano dejen cerca de 500 millones de €. Quizá dentro de algun tiempo uno de esos alumnos sea el alcalde de la gran manzana.

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar