Cultura vs Maltrato: Por fin opina el toro.


toro172eq

Sabedor de la polémica que el articulo de nuestro colega Stackhouse iba a crear, decidí aprovechar el fin de semana para visitar una de las dehesas de la sierra de Madrid. Mi objetivo: zanjar de una vez por todas este agrío debate preguntando al protagonista, el toro bravo. Una entrevista trasparente y sin acritud.

Al llegar al prado el mayoral me da unos cuantos consejos para mi propia seguridad: “puedes entrevistar a aquel toro del río, puedes entrevistar a aquel de la sombra, o a aquel escondido. Pero aquel de la fuente que nadie lo toque, que lo dejen tranquilo. Ese toro ya nació pa sementar y además de bravura, tiene pinta de Don Juan”

Tras oír los sabios consejos, decidí ir a por el toro de la fuente. Mi instinto curtido en cientos de entrevistas me dice que la noticia está allí. Que si no quieren que me acerque es porque posiblemente me vaya a proporcionar las declaraciones más jugosas. Al llegar, lo primero que me sorprende, es que no va descalzo…¡lleva botines!

Como suele ser mi estilo, no me ando con rodeos. Voy directo al grano, intentando que el entrevistado, y en esta ocasión con más razón, entre al trapo.

El blog de De Cabo: Disculpe señor toro… ¿Ha leído usted el artículo de Stackhouse en nuestro blog?

El toro menea la cabeza de un lado a otro, y comienza a excarvar tierra. Los taurinos dicen que es señal de mansedumbre, pero yo que he visto muchos dibujos animados, creo que me va a atacar. Y en efecto, así es, aunque por suerte, verbalmente.

Torito Bravo: ¿Usted es del blog de De Cabo, no?… Pues hasta el rabo estoy yo del blog de De Cabo.

EBDDKBO: Hombre, no se ponga así, lo nuestro es un blog plural, por eso hemos venido a entrevistarle. Su opinión nos impota.

TB:: Pues haberme preguntado antes de publicar esa sarta de mentiras. Negro, que digo negro, zaino me pongo zaino cuando leo articulos como el suyo.

EBDDKBO: ¿Y qué es lo que más le ha molestado?

TB: Por dónde empezar….

Mientras se lo piensa, me agacho a recoger margaritas. El toro me enviste en pleno gluteo… duele, sobre todo en mi orgullo, por no hacer caso a aquellos que dicen que al toro no se le debe perder la cara…

TB: ¿Le duele? ¿Está sufriendo?

EBDDKBO: Mazo…

Contesto mientras me retuerzo en el suelo.

TB: Pues imaginate que te hubiera metido una lanza, te hubiera clavado tres pares de banderillas, y te hubiera pinchando con una espada varias veces. ¿Cómo cojones se atreven a dudar que el toro sufre?. Y digo desde el punto de vista físico, ya no te digo desde el punto de vista moral. Porque eso te lo hace un verdugo, con su hacha y su capucha y bueno… es lo que hay. Pero es que te lo hace un gordo en un caballo percherón y tío con un traje de hortera… De verdad, es que se están mofando de nosotros.

Se confirma que vaya torito, ay torito bravo… El torniquete que me he hecho funciona y he dejado de sangrar, con lo que prosigo con la entrevista, eso sí sin perder la cara al morlaco.

EBDDKBO: ¿Y qué me dice de otra polémica argumentación? Esa que dice que sin la fiesta nacional, el toro se extinguiría

TB: El toro se extinguiría, el toro se extinguiría…. Seguro. No te jode. ¿Y quién se iba a follar a las vacas? Porque por mucho pastor salido que haya por ahí, ya te digo yo que sin nuestra aportación la producción lechera se iba a resentir.
No te digo yo, que sin “la vergüenza nacional”, que es como la llamamos nosotros, nuestra población bajaría. Pero no vendría mal… cuanto menos toros, a más vacas tocamos.

EBDDKBO: A mí me llamo la atención del artículo de mi colega sus comparaciones con el maltrato a los patos, o a los cerdos. ¿Qué le parecen a usted estos similes?

TB: Francamente desacertados. ¿Hablaría usted del poder destructor de Al Qaeda para legitimiza de alguna manera las acciones de ETA? ¿No, verdad?… Pues lo mismo estas comparaciones… o mucho peor. Porque hablamos de muertes para proporcionar alimentos, y de muertes para proporcionar diversión…. Que digo yo, que si los aficionados taurinos aprendieran de los toros y follaran más, no tendrían tanto tiempo libre para entretenerse con nuestro sufrimiento.

Quizá el punto de vista del toro tampoco es muy objetivo. Y yo, que tengo tendecia a ser abogado del diablo, intento buscar un punto de entente entre el toro y los taurinos.

EBDDKBO: Pero amigo toro, ¿habría alguna posibilidad de mantener los festejos para contentar a sus aficionados?

TB: Pues una de dos: o toreando hombres cornudos… que hay más de los que piensan. O sentándonos en una mesa a negociar. Creo que la fiesta del toro puede sobrevivir si evoluciona, el mantener la sangre como parte del espectáculo es algo anacrónico y sin sentido. Estoy seguro que hay soluciones que a día de hoy podría parecer aberraciones al aficionado taurino, pero que asegurarían la supervivencia de “los toros” de cara al futuro en un ambiente de cordialidad. Si desaparece nuestra sangre de los ruedos, si desaparece la tortura… ¿por qué no seguir con ello?. Ya existen los recortadores… y ese es el camino. Espectáculo sí, pero sin sangre innecesaria.

Me imagino toros con microchip en el lomo, y toreros entrando (simbolicamente) a matar con un lapiz tactil. Bueno…. tampoco hace veinte años me imaginaba gente ligando por el ordenador…. Evolucionar es crecer.

EBDDKBO: Bueno amigo toro, gracias por su tiempo. Aunque ya le pasaré la factura del médico…
TB: Gracias a usted por darme la oportunidad de expresarme, ahoro sólo espero que no me censure como hicieron con mi poster central en la revista “Vacas Locas”.

EBDDKBO: Descuide, no lo haremos. ¿Alguna cosa más antes de despedirse?

TB: Que me gustaría vivir en un mundo, donde dejaran de hacerse burradas en nombre de las religiones, o en nombre de las tradicciones. Donde las profesoras de universidad no digan que los gays se hacen gays cuando de jóvenes no tenían merienda en casa y aprovechaban para hacerse una gayola. Donde se aprovechara la información que el S XXI proporciona para erradicar todo aquello que “racionalmente no tiene cabida” : el hambre, las guerras, las discriminaciones, el racismo y, por supuesto, el maltrato “innecesario” a cualquier animal….

EBDDKBO: Bonitas palabras…. Se nota que le he pillado con ganas de hablar.

TB: Es que en casa mi mujer no me deja decir ni “mú”

Doy por concluido otro trabajo periodistico. Aunque reconozco que este toro me ha caído bien. Al final se arrepiente de su pronto y me recomienda un veterinario amigo suyo especialista en cornadas. Me invita a unos finos, hablamos de fútbol, de baloncesto: es muy seguidor de los Chicago Bulls… hasta que llama su mujer y se tiene que recoger. “Cornudo y apaleado”, me dice, “que duro es ser toro”

Artículos relacionados

Acerca del autor

7 Comentarios

  1. Dimitri
    7 abril, 2009
  2. Stackhouse
    8 abril, 2009
  3. Ana Mataró
    8 abril, 2009
  4. De Cabo
    8 abril, 2009
  5. chuscurro
    9 abril, 2009
  6. Ana Mataró
    9 abril, 2009
  7. vaderkkap
    16 abril, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar