Elecciones al parlamento europeo. Resultado: ‘pa’ lamento europeo.


toppage_logo_es

Hoy es el día que durante tanto tiempo habíamos esperado: el día en que nos desprendemos de obsoletos conceptos como las fronteras y la territorialidad, el día en que votamos como ciudadanos de Europa.
Hoy es el día en que los políticos patrios dejan de señalarse con el dedo y buscan juntos ideas para construir un espacio común donde crecer en armonía con el resto de países de nuestro continente.

Hoy es el día en que los votantes se dejan el casa el traje de forofo para mirar sin prejuicios de siglas los programas de cada partido y eligen no sólo lo que piensan que es bueno para España o para su región sino lo que también puede serlo para Europa.
Hoy es el día en que los políticos de primera fila, dejan el protagonismo a sus compañeros de partido. En definitiva el día en que todos y cada uno de nosotros, conscientes de la grandeza que nuestra pequeñez individual puede alcanzar al formar parte de una realidad europea, nos dirigimos a votar.

Sí, claro, estoy de coña. Qué le vamos a hacer, lo mío es intentar poner un poco de humor.

Hoy es el día de la pantomima…. Europea, eso sí.

Como iba diciendo.

Hoy es el día en que la gente vota pensando en su pueblo, ciudad, provincia, autonomía, país… pero nunca en algo que vaya más allá de los Pirineos.

Hoy es el día en que la cada vez más lamentable política patria se echará en cara aviones y trajes sin importar sin en Holanda escala la extrema derecha o si en Italia una modelo se convierte en parlamentaria por la gracia del tito Silvio.

Hoy es el día en que trompeta en mano, y bufanda del PP o PSOE al cuello, el forofo patrio se lanza a votar sin importar el qué ni el quién, sino sólo a qué partido pertenece ese tipo que se presenta. Vivo reflejo de lo que la prensa “seria” vende en este país.

Hoy se vota por simpatía o por antipatía, como apoyo o como castigo… y en la mayoría de los casos no se vota…. Por indeferencia.

Y pienso todo esto mientras en la cola frente al colegio electoral, la cola de comprar el pan, claro…. porque en el colegio electoral sólo hay un matorral de los de las películas del oeste, y algún que otro presidente de mesa, porque los vocales han sido sustituidos por recortables de cartón y por muñecos hinchables, no sé si por la crisis o porque la baja afluencia a las urnas ha permitido un alto nivel de escaqueo. En fin que me lío. Como iba diciendo, en la cola de comprar el pan oigo edificantes frases como “ a ver si le dan por culo al Zapatero” o “voto por ver la cara de tonto que se le va a quedar a Rajoy como tampoco gane ésta”

Hoy en definitiva es otro día donde nuestras fronteras, territoriales, pero sobre todo mentales nos impiden crecer como ciudadanos del mundo. El día en que miro a mi alrededor y me siento más cateto que nunca.
Hoy es un día para el lamento europeo. El lamento para lo que podía haber sido, pero no es.

Una pena porque en estos últimos tiempos me he sorprendido con el tono de los discursos de Obama (marketing o no, me gustan) y he vuelto a pensar qué hacer un mundo mejor no es tan difícil como dicen. Sólo hay que creérselo un poco, y no desperdiciar ninguna oportunidad de desarrollar espacios de colaboración entre naciones como el parlamento europeo.

Pero para eso quizás alguien debería mostrar un poco ilusión por ello y tomárselo un poco en serio…

Artículos relacionados

Acerca del autor

7 Comentarios

  1. Call me Ishmael
    7 junio, 2009
  2. Chuscurro
    7 junio, 2009
  3. Antonio
    7 junio, 2009
  4. Call me Ishmael
    7 junio, 2009
  5. Antonio
    8 junio, 2009
  6. Warning
    8 junio, 2009
  7. la cabra de la legion
    8 junio, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar