Copa Confederaciones 2009: Brasil campeona y España, tercera


España termina tercera en la Copa Confederaciones celebrada en Sudáfrica. Brasil, después de sufrir muchísimo y remontar 2 goles a Estados Unidos, consigue su tercer título y refuerza así su candidatura al título en el Mundial del próximo verano.


Primera Fase
El tercer puesto de España, finalmente, no es un mal resultado, pero sería de cínicos no reconocer que no era lo esperado ni por los propios jugadores, ni por nosotros los aficionados. La selección hizo una primera fase inmaculada ganando sus tres partidos ante Nueva Zelanda, Irak y Sudáfrica. El equipo daba buenas sensaciones y parecía seguir transmitiendo esa ilusión a la que nos tenía acostumbrados. Jugando bien, ganando bien y sin ni siquiera recibir un sólo gol. Digamos que pintaba bastante bien de cara a la fase final.

Semifinales
La cronología de esta Copa Confederaciones ha sido, cuanto menos, curiosa. Antes de empezar el campeonato, todo apuntaba hacia una semifinal contra Brasil o Italia. Después de las 2 primeras jornadas, parecía que el rival de los nuestros iba a ser Egipto y, al término de la primera fase el rival acabó siendo, contra todo pronóstico, Estados Unidos.

España afrontaba pues el partido de semifinales con el favoritismo propio de una campeona de Europa y que encima jugaba contra un equipo, teóricamente, muy inferior. La verdad es que la selección no jugó nada mal, pero sus errores la condenaron. En el primero de ellos, Capdevilla se equivoca al intentar rodear para quitarle el balón a un contrario que le saca 2 cabezas y 15 kilos. Conclusión: primer gol y, por primera vez, España con el resultado en contra y la obligación de remontar. El equipo siguió tocando a la velocidad de siempre y acumulando ocasiones de gol, si bien ninguna tremendamente clara. El tiempo se agotaba y la selección seguía a lo suyo pero sin suerte y, lo que es peor, sin gasolina. En una contra casi perfecta, EE.UU consiguió matar definitivamente el partido con su segundo gol gracias a un desafortunado rechace de Piqué y a la inestimable colaboración de Sergio Ramos, intenta controlar incomprensiblemente un balón en el área pequeña.


A partir de ahí, Misión Imposible. España volvía a perder justo después de batir el récord de Brasil de 14 victorias consecutivas y la sensación final después del partido era de ‘catástrofe’. Vamos, típico de este país… “Nos bajan de la nube”, “Ya no es lo que era” y hasta llegué a escuchar un “con Del Bosque no haremos nada nunca”… Increíble, señores.

Tercer y cuarto puesto
Con ese ambiente de pesimismo, España debía afrontar su partido por el tercer y cuarto puesto con toda la dignidad y profesionalidad del mundo y, además, con la obligación otra vez de ganar. Pues bien, nuestra selección consiguió finalmente ese tercer puesto pero lo hizo jugando su peor partido del último año. Con mucha voluntad pero con poca organización y sobre todo, sin apoyo físico. Sólo Güiza supo dar un poco de aire a una selección que estaba muerta a tres minutos del final del partido.


Está claro que España ha acabado absolutamente exhausta este campeonato. No es excusa, pues para todos es lo mismo. La diferencia está en que la columna vertebral de nuestra selección se compone de muchos de los campeones de Europa de clubes, que han estado jugando partidos hasta una semana antes del comienzo del campeonato. El equipo tenía varias bajas. Tampoco es escusa, pues todos los equipos las tienen. La diferencia está en que las nuestras han sido de dos de los pilares fundamentales del equipo, Iniesta y Senna. El balance, pues, no es positivo ni mucho menos, pero tampoco se puede vender como una catástrofe. De todo se aprende y este campeonato, desde luego, le servirá y mucho a técnicos y jugadores de cara a preparar el próximo mundial, al que España llegará, en mi opinión, con sus aspiraciones totalmente intactas Vamos, que seguiremos siendo favoritos…

Tags:

Artículos relacionados

Acerca del autor

4 Comentarios

  1. De Cabo
    29 junio, 2009
  2. jose87
    29 junio, 2009
  3. Wolfy
    1 julio, 2009
  4. Stackhouse
    9 julio, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar