Victoria pírrica.


El Madrid se supera a sí mismo y vuelve a hacer el mejor partido de la temporada para seguir la estela de un Barça que sigue imparable, aunque esta vez ganó de manera sosa y gracias a un “mini-penalti”. El Atlético vuelve a pifiarla y el Mallorca, después de su victoria en Pamplona, se coloca ya quinto a las puertas de la zona Champion’s.


El sábado se vio a un grandísimo Real Madrid. Una vez más, volvió a demostrar que se encuentra en un gran momento y creciendo partido a partido. En Mestalla se pudo ver un Madrid con la líneas muy juntas y presionando desde la delantera, lo que provocó que el Valencia estuviera a merced de los blancos durante casi todo el partido. Sin Cristiano Ronaldo y sin Kaká, pocos eran los que apostaban por una victoria o empate madridista, pero ahora sí, el conjunto de Pellegrini está empezando a carburar y funcionar como un grupo. Ahora mismo ya es difícil, pero cuando el grupo esté al completo y llegue a su madurez futbolística, será muy complicado que pierda algún partido. Por cierto, la lesión de Pepe, catastrófica para el conjunto blanco. Realmente catastrófica…

Justo antes del partido de la jornada, el Barça consiguió una victoria se podría decir que merecida, pero que llegó gracias a un penalti que ofrece todas las dudas, un “mini-penalti”. No quiero ser yo ahora ventajista y hablar de una confabulación arbitral para ayudar al Barcelona, entre otras cosas porque nunca he creído en esas teorías, pero lo que sí creo es que los árbitros son muy malos y sus asistentes, peores. Es imposible que Iturralde viera la jugada claramente con tantos jugadores por delante como tenía, así que tuvo que ser el linier el que le indicara el penalti. Error y grave porque él no puede medir la intensidad del agarrón (que encima es mínimo) desde tan lejos, así que si no es claro, un castigo como un penalti nunca debe ser pitado. En este caso, el Barça salió beneficiado.


Y el Atleti, cuando parecía que iba ya para arriba, pues otra vez para abajo… Tiene toda la pinta de que esta año lo pasará sin pena ni gloria, y eso es lo peor que le puede pasar a un equipo como el Atlético, que tiene varios jugadores punteros a nivel internacional. Al final de temporada, habrá desbandada general porque las expectativas no se cumplieron y entonces es cuando el equipo se meterá en serios problemas. Es increíble, pero parece que es el destino permanente (año tras año) ya no sólo del equipo, sino del club.

El que realmente tiene mérito y se ha convertido en la revelación de esta liga (al menos hasta el momento) es el Mallorca de Gregorio Manzano. Con un “equipín” y vendiendo a sus mejores jugadores al final de cada temporada, está rozando los puestos Champion’s y jugando un buen fútbol. En estos equipos es dónde se ve quién es o no un buen entrenador.


U.D.S.

La Unión consiguió una valiosísima victoria ante uno de los gallitos de la categoría (al menos hasta el momento), el Cartagena. Sin ninguna duda, el mejor partido del Salamanca en mucho tiempo (hablo de años incluso). Un partido que, en muchos momentos, no parecía de Segunda División y sí de Primera. Yo sigo diciendo lo mismo: es un mero espejismo que el equipo esté a las puertas de los puestos de ascenso y es cuestión de tiempo que caiga a la mitad de la tabla, pero mientras tanto, no se debe desperdiciar la oportunidad de disfrutar. Y yo ayer disfruté mucho, la verdad…


Sigue el fútbol:
Clasificación 1ª División
Clasificación 2ª División
La Quiniela

Tags:

Artículos relacionados

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. jose87
    14 diciembre, 2009
  2. De Cabo
    14 diciembre, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar