Ayuda a Wukro, Etiopía.


Resumen de la entrevista con Angel Pujol, presidente de Centre d’Iniciatives Solidaries Angel Olaran.

En Etiopía, en lugar de ir a la escuela, los niños de 4 y 5 años pican piedras, limpian botas, hacen de pastores… y las adolescentes, niñas de 12 años, se ven forzadas a la prostitución con la amenaza omnipresente del SIDA. El 60% de jóvenes en edad escolar no van a la escuela por falta de ellas.
En Etiopía llueve solamente dos veces al año, en Julio y Agosto. Esos meses son importantes porque cualquier retraso en la época de la lluvia significa el sacrificio del ganado y una futura hambruna, debido en parte por la escasez de fábricas y tejido industrial en un país marcadamente agrícola y ganadero. La antigua Abyssinia es ahora un país estable con 80 etnias, y un bastión de la religión cristiana copta, en mitad de un África cada vez más islamista.

DSC01612

Desde España Ángel Pujol, presidente de la asociación Centro de Iniciativas Solidaria, intenta ayudar a este rincón del cuerno de África. Ángel es un hombre de 63 años, antiguo empresario, que se dedica exclusivamente a la asociación con energía y pasión. Es simpático y generoso, aunque se adivina a un hombre de carácter y de gran firmeza. Así consiguió 100 máquinas de coser en dos días, convenciendo a personas que por mucho valor sentimental que tenga una máquina de coser por estar desde generaciones en una familia, ésta tendrá mejor uso en África. Una máquina de coser en la casa de una africana representa una fuente de ingreso al poder realizar pequeños trabajos. O consigue saltar las trampas burocráticas de Djibouti para hacer llegar 9 contenedores de medicamentos, ropas e incluso coches a Wukro, un pueblo a 600km de carretera, cerca de la frontera de Eritrea, donde se encuentra el que los etíopes llaman “Abba Melaku”, el ángel de Dios. No sin razón.
“Abba Melaku” es Ángel Olaran, un misionero de 72 anos. Cada día hace 22 flexiones a la rama de un árbol. Pero su mayor logro es otro: Ha tenido la idea de crear unidades familiares únicamente compuestas de los huérfanos de la guerra o del sida: en casetas de 6 m2 conviven de 4 a 6 niños y niñas que son hermanos o no, bajo la supervisión de una mujer de Wukro y del propio Ángel Olaran que les ayuda a las tareas domésticas. 500 de esos niños están escolarizados y algunos de ellos incluso han conseguido llegar a la universidad. También consiguió un milagro de la agricultura: 2000 gallinas, 400 vacas, 25 hectáreas de árboles frutales y 15 hectáreas de hortaliza. Con las vacas consiguen yogures y quesos que se pueden vender. Al final, son 1700 huérfanos, 7000 enfermos de sida y tuberculosis (cifra asombrosa para una localidad de 40000 habitantes) que se benefician de la labor del padre Ángel Olaran.

P4103304
Con la idea de que no hay desarrollo sin educación, el nuevo proyecto del CIS consiste en un centro de formación profesional “Melaku Center” instalado en unos terrenos cedidos por el ayuntamiento de Mekelle, una ciudad a pocos kilómetros de Wukro. Es ahora el proyecto más importante para favorecer el desarrollo local en Etiopía. Unos de los principales problemas como ya hemos descrito es la ausencia es de un tejido industrial o comercial que impide a los niños volver a la mendicidad después de la educación secundaria. La idea es que los niños vayan a la escuela por la mañana y desarrollen un oficio por la tarde bajo la tutela de etíopes educados en la Cuba de Fidel cuando todavía ayudaba a los gobiernos socialistas de África. Las especialidades de este centro incluyen la carpintería, mecánica, informática, peluquería, hostelería, fontanería y enfermería… profesiones que permitirán hacer funcionar un taller de mecánica, un centro médico o una residencia para cooperantes de la zona.

Melaku Center

Melaku Center

Para realizar este proyecto, es necesaria vuestra ayuda financiera. En la web del CIS www.isolidaries.org podéis encontrar una información más detallada y sobre todo, haceros socios para la cantidad que más os conviene. Empieza desde los 5 euros mensuales pero las donaciones también están aceptadas. Cada euro va de manera integral al proyecto.
Si tenéis preguntas, por favor dejarlas en los comentarios, intentaremos encontrar la repuesta. Volveremos a hablar de Etiopía pronto.

Artículos relacionados

Acerca del autor

No Responses

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar