La cabra de la legión consigue la pole para el desfile de la Hispanidad.


Lorenzo gana el mundial de Moto GP. Toni Elías gana en Moto2. El título de 125 caerá también en algún compatriota y Fernando Alonso se posiciona como favorito en Formula1. No va más…. ¿o sí?

Entre todos estos éxitos cabe destacar la que ha sido la verdadera noticia deportiva del domingo: Blanquita, la cabra de la legión, ha conseguido la pole en el desfile de la Hispanidad que se disputará el próximo martes 12 de Octubre en Madrid.

Cabra_Ok

Después de una sesión de libres del sábado pasada por agua, a priori todas las papeletas estaban a favor de los nuevos vehículos anfibios. Era una inmejorable ocasión para hacer pole y una escapada el desfile del martes.

Pero el domingo amaneció sin lluvia, y con algún que otro incidente inesperado: la comida rica en fibra para la caballería provocaba una bandera roja antes de que los pilotos completasen su primera vuelta cronometrada. Tras un rato en el que se han necesitado grúas municipales para retirar los excrementos de la pista, se ha reanudaba la clasificación. En la primera curva los de infantería de marina, que van mejor sobre mojado, se salieron de pista y se dieron un tropazo. Blanquita, que es mucho de campo, se había anticipado al cambio de tiempo y salía con herraduras de seco, y aunque al principio los carros de combate salieron como un tiro, en la segunda cronometrada, ella conseguía por sorpresa colarse para la Q3.

Al comienzo de la última tanda, las cosas estaban tranquilas en bóxer, a fin de cuentas los soldados son más de marcapaquetes o incluso de ir sin gayumbo en plan comando. Los cabos hacían un buen tiempo en los cien metros rasos, los tenientes no salían a pista al no oír la sirena de aviso y los carros de combate pasaban por encima de todos las marcas. Sin embargo saltaría la sorpresa general, incluso la sorpresa capitán cuando la cabra de legión conseguía un tiempazo que sería imbatible para el resto. Blanquita se llevaba la pole ante los comentarios de “¡Qué cabrona!” “¿Cá-bra tomado?” o “Esto huele a cuerno quemado”.

En la rueda de prensa, la cabra despejó las dudas acerca del motivo de su punta de velocidad: mobbing, acoso sexual. Confirmaba la leyenda urbana y argumentaba que su rapidez no se debía a la presencia de clembuterol en su pienso, sino más bien a sus ansias por zafarse de “tres piernas”, compañero legionario, empeñado en conseguir sus favores.

El jefe de escuadra no ha querido pronunciarse al respecto, ha negado que haya podido haber órdenes de equipo y ha dicho desconocer por qué la cabra se llama Blanquita siendo de su pelaje de color café. Sólo ha mostrado su orgullo por el hecho de que alguien que representa a la legión encabece el desfile el próximo martes.

Entre todas las felicitaciones habidas tras conocerse la noticia, destacan la de la ministra, Carme Chacón, que ha mostrado su orgullo porque es la primera vez que una hembra liderará la marcha y también la de Mariano Rajoy que al ver a Blanquita contonear sus cuartos traseros no ha podido evitar que se le escapase de nuevo aquello de “vaya coñazo”

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar