Homenaje a los lectores en nuestro cuarto año.


Por los pelos. Casi no llego este año a mi cita con el aniversario. Las malas lenguas ya iban diciendo que no me atrevía a dar la cara después de los fallidos vaticinios que hice en los viajes en el tiempo en aniversarios anteriores. Qué culpa tendré de la duplicidad de líneas temporales en el vórtice secreto del parque del Retiro.

Pero no he venido aquí a justificarme. Ni a recordar los buenos tiempos en los que escribía sobre “Perdidos”. Si estoy frente al teclado con la lengua fuera, la respiración entrecortada, y con un pulmón asomando por el hueco de la muela del juicio, es simplemente porque he corrido para estar presente este cuarto aniversario y poder dar un homenaje a nuestros lectores, sin los cuales ni habría más aniversarios, ni habría más blog, ni habría motivos para invertir nuestro tiempo frente al ordenador. De todo corazón, gracias por estar ahí.


Tenemos lectores fieles, y aunque sea normalmente un tipo frío y lacónico, hoy es el día para deciros que os quiero. Tenemos lectores fieles que incluso ponen comentarios, a vosotros os adoro. Por si no los sabíais los comentarios son la palmadita en la espalda (incluso cuando parezcan una bofetada en la cara) a los blogueros. Nuestro salario moral, bueno, y también nuestro sueldo bruto y nuestro sueldo neto. No sé si os habéis dado cuenta pero los post sin comentarios como que tienen la cara triste.

Y basta ya de sentimentalismos que al cumplir años parece que con el peso de la edad me ablando. Quería celebrar este cuarto aniversario con el mismo espíritu que me impulsó a escribir aquí, el de entretener y el divertir. Por eso mi homenaje especial va a ir para dos lectores especiales, y como no quería hacer distinciones entre los fieles, he elegido a dos anónimos de esos que nos visitan a través de una búsqueda de Google. Dos anónimos que según acabo de consultar han llegado hasta nosotros con las siguientes busquedas (esto es verídico os lo juro por mis post de Lost):

– “Necesito follar”
– “U se me paro el pene”

No voy a pararme a analizar por qué cuando alguien le dice a Google que quiere follar le trae a nuestro amado a blog. Lo que me intriga es cómo de desesperado hay que estar para poner eso en Google. Porque vale que la gente lo ponga el Facebook o en Tuenti, es patético pero las redes sociales son las que utilizan algunos navegantes para pescar, pero … ¿en Google? Amigo Es un buscador, no una buscona.

Y para nuestro segundo lector al que llamaré “gatillazo doloroso”…. Lo que más me intriga es lo que hay detrás de esa “U”… ¿Dolor? ¿Entusiasmo tras acabarse el efecto de un empacho de Viagra? En fin, tampoco sé que pretendía de Google, pero desde ya te digo que “con las cosas del mear nunca te la has de jugar”… ¡vete al médico!

Desde “El blog de De Cabo” dudamos que os hayamos servido de ayuda, pero por haber venido a visitarnos en nuestro aniversario os hacemos receptores de nuestro eterno agradecimiento hacia todos los lectores.
Mientras estéis al otro lado…¡seguiremos escribiendo!

Artículos relacionados

Acerca del autor

One Response

  1. De Cabo
    10 abril, 2011

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar