Lo mejor y lo peor de la ceremonia inaugural de Londres 2012


Buenos días,

la de ayer fue mi octava ceremonia inaugural de la que yo tengo consciencia. Estrictamente hablando he vivido 2 Juegos Olímpicos más, ya que soy hijo de Montreal 1976. Pero hoy no he venido a hablaros del peso que supone acumular ya 10 ediciones de las olimpiadas a mis espaldas, sino a comentar las jugadas de lo que supuso la ceremonia de apertura de la trigésima edición de los Juegos Olímpicos de la era moderna.

Lo Mejor

Danny Boyle, el realizador de Trainspotting y Slumdog Millionaire, entre otras, le imprimió un ritmo cinematográfico a la gala que a mí personalmente me encantó. Con la introducción de secuencias pre-grabadas a lo largo de la ceremonia, se consiguió un ritmo ágil e intenso que me mantuvo enganchado todo el tiempo.

Destacable la escena en la que Daniel Craig, interpretando una vez más su personaje de James Bond, iba en busca de la Reina de Inglaterra para custodiarle hasta el estadio olímpico en un espectacular helicóptero adornado con la Union Jack. Evidentemente, Su Majestad Elizabeth II, ni subió realmente a dicho helicóptero ni realizó el salto en paracaídas para aterrizar en el estadio olímpico de Strattford.

Me encantó también la escena que se produjo en el estadio del forjado de uno de los aros olímpicos, que ascendió al cielo para unirse a los 4 restantes y formar la insignia de todos los juegos.

Después vendrían otras escenas más oníricas en las que los niños ahuyentaban a sus pesadillas gracias a la colaboración de varios clones de Mary Poppins y, posteriormente, la chavalería hizo su aparición en un musical tocado por las redes sociales y que sirvió para homenajear al supuesto creador de Internet (dudo que Internet pueda atribuirse a una única persona), Tim Berners-Lee.

Más tarde, llegaría el desfile de las 204 federaciones olímpicas de los deportistas que participarán en los juegos, siendo las más numerosas (como era de esperar) las de USA, Reino Unido y China. España, con Pau Gasol como abanderado tras la baja de última hora de Nadal, fue la federación de más altura con el jugador de los Lakers a la cabeza de la Armada Española.

Y para culminar, el punto álgido de la ceremonia, el encendido de la Llama Olímpica. Después de innumerables etapas, la llama recorrió sus últimos metros por el Támesis, de la mano de un impecable David Beckham, que se confundía por momentos con la interpretación anterior del James Bond de Craig. El icono británico y eterno esposo de la spice girl “pija” hizo el penúltimo relevo de la llama que entregó al remero Steve Redgrave, ganador del oro en Los Ángeles, quien recorrió los últimos metros de camino al Estadio Olímpico.

Como novedad, no hubo un último relevo sino que fueron 7 jóvenes los que recibieron el testigo de Redgrave y realizaron conjuntamente el encendido de la llama, en un pebetero que se asemejaba a los estambres desplegados de una enorme flor metálica que fue encendiendo una a una las 204 llamas que finalmente se juntaron para conformar una única que declaraba la inauguración oficial de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Lo peor

La flema británica de la Reina Elizabeth II, que ni torció el rictus cuando la multitud le aclamó tras anunciarse su presencia en el estadio. Tampoco mejoró su actuación posteriormente, cuando enunció, como el que está leyendo los resultados de la última jornada de 3ª regional, que los juegos habían comenzado oficialmente.

El operadísimo beatle Paul McCartney, que juntaba más botox por centímetro cuadrado que Belén Esteban y Yola Berrocal juntas. Por no hablar de su pelo lacio injertado (tal vez fuese un peluquín muy conseguido), ¿Es que no se puede envejecer con dignidad en este Planeta?
Desde luego, él mismo alimenta la leyenda urbana de Paul is dead, en la que se asegura que murió en 1966 y que fue reemplazado por un doble muy parecido a él físicamente e incluso con la misma voz llamado William Campbell, un policía canadiense aficionado a la música. Oficialmente, McCartney se encuentra vivo hasta la fecha aunque a juzgar por su aspecto de ayer, tal vez pueda ser un muerto viviente de The Walking Dead.

El diseño del diseñador o la diseñadora desconocid@ su hija Stella, fomentando el nepotismo en un acto de caracter internacional, era más digno del finado Freddie Mecury que sonó varias veces durante la ceremonia que de una federación olímpica deportiva. No termino de asimilar las axilas doradas de los atletas británicos.

Las videocámaras, cámaras fotográficas, smartphones y demás familia. Vamos a ver… en un evento internacional de la categoría de unos juegos, con un despliegue de medios apabullante, difusión de la señal a todo el planeta, multitud de medios acreditados, más fotógrafos y cámaras profesionales que en todas las bodas reales juntas… ¿Qué necesidad hay de que los deportistas y Jefes de Estado hagan el ridículo con su cámara que parece que son paleticos que nunca han salido de Wisconsin?

¡Qué empiecen Los Juegos!

Pues eso, que después de una brillante ceremonia de inauguración en su conjunto, ahora les toca el turno a los deportistas. Veremos que hace nuestra federación con importantes bajas de última hora que han dejado algo mermada nuestra delegación.

¡Buena suerte, y a por el oro!

Artículos relacionados

Acerca del autor

10 Comentarios

  1. Pepe
    28 julio, 2012
  2. susana
    28 julio, 2012
  3. Javier
    28 julio, 2012
    • BlackApril
      3 agosto, 2012
    • BlackApril
      3 agosto, 2012
  4. Ikeisenhower
    28 julio, 2012
  5. Ikeisenhower
    28 julio, 2012
  6. karen
    29 julio, 2012
  7. Chuscurro
    29 julio, 2012
  8. Ikeisenhower
    31 julio, 2012

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar