Si se detecta a tiempo puede curarse: Cáncer de mama.


Hoy día 19 de Octubre, día internacional del Cáncer de Mama me gustaría unirme a las voces que dicen: “Si se detecta a tiempo puede curarse“. Esta simple frase puede salvar muchas vidas y por ello he querido llamar así al artículo que nos ocupa. Difundamos la voz: El cáncer de mama, si se detecta a tiempo, puede curarse.

A continuación os dejo información importante sobre el cáncer de mama sacado directamente de Fecma (Federación Española del Cáncer de Mama). Dinfudirla si lo consideráis oportuno.

 

El cáncer de mama consiste en un crecimiento anormal y desordenado de las células de los tejidos de la mama. El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer, cada año se diagnostican en nuestro país 26.000 nuevos casos de cáncer de mama, y esta incidencia está aumentando en España a razón de un 2-3% anual. Sin embargo, la supervivencia cada vez es mayor, gracias al diagnóstico precoz (programas de screening o cribado) y a la mayor eficacia de los tratamientos de los que se dispone hoy en día.

Principales factores de riesgo del cáncer de mama

  • Edad. El riesgo de cáncer de mama aumenta gradualmente conforme la mujer envejece.
  • Antecedentes familiares. Las probabilidades de una mujer de desarrollar cáncer de mama aumentan si su madre, hermana o hija han padecido la enfermedad, especialmente si fue diagnosticado antes de los 50 años.
  • Factores hormonales. Gran cantidad de estudios experimentales indican que las hormonas juegan un papel muy importante en la aparición del cáncer de mama.
  • Cambios en la biopsia de mama. Un diagnóstico de hiperplasia atípica o de carcinoma lobular in situ aumenta el riesgo de cáncer de mama en la mujer.
  • Alteraciones genéticas. Alteraciones específicas en ciertos genes (generalmente en los genes BRCA1 y BRCA2) aumentan el riesgo de cáncer de mama. Estas alteraciones son atípicas y se estima que no llegan a constituir ni un 10% de todos los tumores de mama diagnosticados.
  • Densidad de la mama. Los tumores de mama, casi siempre, se desarrollan en el tejido denso del pecho.
  • Dieta y estilo de vida. El riesgo es mayor cuando los hábitos de vida no son saludables.

Screening o cribado del cáncer de mama

La mamografía es la herramienta más útil para encontrar lesiones en la mama y es el método más eficaz de detecciónprecoz de la enfermedad. Los programas de screening o cribado del Sistema Nacional de Salud están dirigidos a mujeres entre 50 y 65 años, y se realizan mediante mamografía cada 1 ó 2 años. Se han incorporadoúltimamente en algunas comunidades autónomas mujeres entre 45-49 años y 65-69 años. La detección del cáncer de mama en estadios iniciales mejora considerablemente el diagnóstico, evita en ocasiones intervenciones agresivasy colabora a que podamos hablar de un 90% de curación en los casos de diagnóstico precoz.

Síntomas del cáncer de mama

La mayoría de los cánceres de mama son asintomáticos y se van a detectar en los programas de screening. Pero existen algunos signos o síntomas que nos pueden alertar de la existencia de un tumor, para acudir al médico y consultarlo.

El signo más frecuente es la aparición de un nódulo (bulto) en la mama, normalmente no doloroso. A veces se observan cambios en el color de la piel o retracción de la misma, sobre todo del pezón. Otro signo que puede aparecer es la secreción por el pezón. Cuando la afectación axilar es importante, puede notarse un bulto en la axila de tamaño variable.

Diagnóstico

 

  • La prueba principal es la mamografía, que puede ser analógica o digital.
  • Otra prueba que complementa a la hora de hacer el diagnóstico es la ecografía, en especial en pacientes jóvenesen las que las mamas son más densas y con la mamografía es difícil diferenciar si existen nódulos o no.
  • La confirmación de si existe un cáncer de mama se realiza mediante biopsia, que es la extracción de unamuestra del tejido de la zona sospechosa para analizarlo en el microscópico y poder determinar las características
  • benignas o malignas del mismo, así como el tipo de células tumorales, el grado de agresividad de las mismas yalgún otro parámetro de interés a la hora de tomar decisiones sobre el tratamiento.
  • La resonancia mamaria es una técnica complementaria que se utiliza para valorar la extensión local de la enfermedad, los tejidos de alrededor que están invadidos y la afectación ganglionar.
  • Una vez se tiene el tejido tumoral, se hacen una serie de estudios que determinan el tratamiento y el pronóstico de la enfermedad. Las determinaciones rutinarias hoy día son:
    1. Presencia o no de receptores hormonales. La presencia de receptores de estrógenos y progesterona marca una sensibilidad al tratamiento hormonal. Estas pacientes, por tanto, son sensibles al tratamiento hormonal.
    2. Presencia del oncogen HER2/neu. Aproximadamente un 25% de las pacientes sobreexpresan un gen que se llama HER2. Esta prueba determina cuántos de estos oncogenes hay y cuánta proteína HER2 se está sobreexpresando en consecuencia, por tanto permite identificar a esas pacientes, que son sensibles al tratamiento con terapias dirigidas como los anticuerpos antiHER2.
  • Para determinar el pronóstico de la enfermedad se utiliza el estadiaje TNM: mide el tamaño tumoral (T), la afectación o no de ganglios linfáticos (N) y la presencia o no de metástasis (M). Estadio 0 (tumores in situ) hasta estadio IV, en el que existe la presencia de metástasis.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de mama es multidisciplinar, en él intervienen muchos profesionales coordinados entre ellos.

En la mayoría de los hospitales grandes existen comités de tumores (compuestos por patólogos, radiólogos, cirujanos, oncólogos, radioterapeutas e incluso especialistas en medicina nucleares y ginecólogos) en los que se discute cada caso de forma individual.

  1. La cirugía es el tratamiento principal y ésta puede ser parcial o total. Asimismo es necesario conocer la afectación de los ganglios de la axila mediante la técnica del ganglio centinela, para determinar si es necesaria una extirpación de esos ganglios (linfadenectomía). Una de las principales consecuencias de la extirpación de los ganglios es el linfedema, que es una acumulación de líquido en el mismo brazo de la intervención. Su prevención mediante un programa de ejercicios respiratorios y movilidad debe comenzar inmediatamente después de la cirugía.
  2. La radioterapia es un tratamiento complementario que habitualmente está indicado en pacientes en las que se les ha practicado cirugía conservadora. Los efectos secundarios más frecuentes son enrojecimiento, descamación, fibrosis cutánea (endurecimiento de la zona irradiada), neumonitis, toxicidad cardiaca…
  3. Tratamiento farmacológico
    • Quimioterapia: tiene como objetivo destruir las células que componen el tumor con el fin de lograr la reducción o desaparición de la enfermedad. Estos fármacos “atacan” a células cancerígenas y células sanas, de ahí surgen sus efectos secundarios. Los efectos secundarios son múltiples y dependen del régimen de quimioterapia empleada. Puede administrarse antes de la cirugía, después de la misma o en enfermedad avanzada.
    • Hormonoterapia: el tratamiento hormonal se emplea en pacientes cuyo tumor exprese receptores hormonales.
    • Terapias dirigidas: en la última década se han añadido a la terapia frente al cáncer de mama fármacos con un mecanismo de acción diferente a la quimioterapia, que actúan específicamente frente a las células tumorales sin dañar las sanas, e interfieren con la capacidad de crecimiento de las células cancerosas. Estos tratamientos se emplean habitualmente en combinación con quimioterapia, tanto en fases avanzadas como precoces de la enfermedad.

Fuente | Fecma Federación Española de Cáncer de Mama

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar