La derrota de los mediocres.


No voy a cuestionar que el último artículo que nos trajo aquí Ikeisenhower tenía, desgraciadamente, mucho de realidad. Pero dejaba un regusto amargo, una sensación de impotencia y el evidente riesgo de dejarte arrastrar por su inercia hacía lo mediocre.

Decía Gandhi: “si quieres cambiar el mundo, empieza por cambiarte a ti mismo”, y me lo voy a aplicar. Porque me niego a pensar que ante lo que estamos viviendo no se puede hacer nada. Se puede y mucho. Está en nuestras manos.

7-virtudes-gandhi

Decir que frente a la corrupción inmune, la mentira constante, la negligencia política o la decadencia ética no se puede hacer nada… es rendirse o, peor, unirse a sus huestes. Así a bote pronto a mí se me ocurre que puedo hacer varias cosas, seguro que son muchas más, pero de momento me comprometo ante vosotros como lectores testigos a:

  • No defraudar un euro a Hacienda. Ni a reírle la gracia, ni bailarle el agua a nadie que presuma de ello ante mí. Es más, me comprometo, a que si mi integridad física no corre riesgo trataré de avergonzar al orgulloso defraudador.
  • No pagar ni un euro en negro. Ni al fontanero, ni al electricista, ni a un arrendador, ni a un vendedor de pisos… a nadie y menos que nadie a Urdangarín.
  • No votar a un político que haya mentido. Los políticos tienen derecho a equivocarse, pero no a mentirnos y tomarnos por tontos. Al menos no con mi voto.
  • Leer más libros este año que el pasado.
  • No votar a un presidente del gobierno que no tenga el suficiente nivel de inglés para representarnos dignamente en el exterior.
  • Votar. Porque la democracia no es un sistema perfecto pero es un buen sistema, y no votar significa dejar que otros decidan por mí.
  • No pedir ni por supuesto cobrar cualquier tipo de subvención, beca, o subsidio que por mi condición no me corresponda.
  • No trampear datos a la hora de solicitar cualquier ayuda estatal.
  • Destinar el 0,7% de mis ingresos a alguna buena causa social.
  • Enseñar a mi hijo todo esto.

No creo que haya descubierto nada nuevo, pero sí tengo la sensación que si una gran mayoría siguiera estas perogrulladas los mediocres serían derrotados. Hacen mucho ruido pero no son tantos.

Las cosas siempre pueden cambiar, sólo hay que pasar a la acción.

Artículos relacionados

Acerca del autor

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar