Javier Marías. Mañana en la batalla piensa en mí


Atendiendo a la petición de una amiga, que echa de menos una mayor representación nacional en estos artículos, hoy os hablaré de un autor español: Javier Marías, uno de mis favoritos. Y dentro de sus peculiares novelas, una que me gustó especialmente: Mañana en la Batalla piensa en mí. Este título tan sugerente, cita de una obra de Shakespeare; tiene poco que ver con el argumento del libro del que sólo revelaré el comienzo. Mañana en la batalla

Víctor es guionista de televisión y “negro”, es decir, se encarga de escribir discursos y artículos a nombre de otras personas más poderosas e ignorantes que él. Estoy segura de que todos estáis familiarizados con este término a partir del famoso episodio de Ana Rosa Quintana…en fin, que me desvío :). El caso es que Marta, una mujer casada a la que Víctor acaba de conocer y por la que se siente atraído, le invita a cenar a su casa aprovechando que su marido está de viaje en Londres. A medida que transcurre la cena, queda claro que dicha atracción es mutua, y que Marta y Víctor van a convertirse en amantes. Sin embargo, cuando tras la cena pasan al dormitorio, Marta empieza a sentirse cada vez peor, hasta que repentinamente; muere.

Sí, tal cual, no se dan demasiados detalles en el libro, sólo que ella sufre una muerte inesperada, el motivo es lo de menos. La verdadera chicha es la esperpéntica situación en la que las circunstancias ponen a Víctor, que se ve obligado a decidir si llamar al marido por teléfono o desaparecer sin más, detalle del argumento que dejaré que averigüéis por vosotros mismos.

La infidelidad no consumada y la sobrecogedora escena en la que se ha visto obligado a participar, sumen al protagonista en una especie de estado de ensoñación en el que se mezclan la sensación de extrañeza y la culpa. Consumido por los remordimientos, Víctor se lanza a buscar más datos sobre su malograda amante, como para intentar conocerla un poco más de forma póstuma. De esta manera, llega a ponerse en contacto con su familia, y en particular con su hermana; Luisa y con el marido, Dean. A partir de aquí, los acontecimientos se vuelven de lo más inesperados.

mariasJavier Marías es un autor amado y odiado seguramente a partes iguales. De la misma forma que otras veces os recomiendo encarecidamente lecturas que sé que van a gustar a casi todo el mundo, con él me veo obligada a ser más cautelosa; ya que su personalísima manera de escribir o bien os entusiasmará (como es mi caso) o bien os resultará algo densa. Sus reflexiones, que llenan párrafos y párrafos, así como las “comeduras de tarro” de sus personajes; pueden llegar a desesperar a los lectores ávidos de acción. Sin embargo, si sois personas a las que os gusta saborear una frase que os llame la atención en un texto; o soléis dejar de leer durante unos instantes cuando una imagen o una afirmación os evocan algo sobre lo que queréis parar a pensar, sin duda este libro no os decepcionará.

manana-en-la-batalla2En mi caso, quizá ayudó el hecho de que, cuando me leí el libro me encontraba en plena época de exámenes: un desapacible y solitario mes de enero en el que mi ánimo era particularmente melancólico, al encontrarme lejos de casa. Siempre que uno está estudiando, cualquier excusa es buena para dejar de hacerlo; y desde luego un libro cuya historia te tiene atrapada es una de las mejores. En fin, en cualquier caso, esta es una novela para disfrutarla con tiempo, quizá mejor en una época en la que os sintáis más introspectivos que de costumbre. Como dice Sabina en una de sus canciones: emociones fuertes, buscadlas en otro Post!

Artículos relacionados

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. Boticaria
    1 abril, 2009
  2. Ikeisenhower
    1 abril, 2009

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar