Crítica de Los Juegos Del Hambre, la novela.


Muy buenas bloguer@s,

Lamentablemente, leo mucho menos de lo que me gustaría, así que, cuando tengo la ocasión de hacerlo, procuro ser algo selectivo en mis elecciones.

Este año visité por primera vez la Feria del Libro en el madrileño parque del Retiro y, después de echar un vistazo en algunos puestos, pedí asesoramiento a una librera de un título sobre el que ya me había puesto en antecedentes un ávido lector y compañero de mi actual trabajo. Se trataba de “Los Juegos del Hambre”, una serie de tres volúmenes escritos por la novelista estadounidense Suzanne Collins.

Disuadido un poco por el alto precio de su edición en papel, lo descarté inicialmente. Tuvo que llegar mi cumpleaños para que, motivado por el regalo de un lector de libros electrónicos, comenzase su lectura en distinto formato.

Sin ánimo de desvelar el contenido de la trama, diré que es uno de esos libros que da la sensación desde el primer momento de estar concebido para su salto a la gran pantalla. Reune muchos elementos para que su transición a imágenes fuese prácticamente un mero trámite. Y ahí quizá es donde flojea un poco, es demasiado cinematográfico y poco literario, en mi humilde opinión. La trama está bien, los personajes tienen empaque, la historia es relativamente original… pero le falta algo.

Tras finalizar el primer volumen que, he de confesar, a pesar de no terminar de convecerme devoré hasta la última página, leí recientemente que Collins se había inspirado parcialmente en las imágenes que vio zappeando de un reality y, las de un conflicto bélico. Mis temores, se confirmaron. La novela buscaba su salida al mundo audiovisual antes siquiera de ser escrita.

Aún no he abordado los otros 2 vólumenes que cierran la trilogía: “En llamas” y “Sinsajo” y no he decidido si merecerá la pena invertir el tiempo en su lectura pero creo que si lo hará el ver cómo ha sido plasmada al celuloide la primera obra:

Trailer de la película

Al margen de mi opinión personal, tanto la novela como la película han sido éxitos absolutos de ventas (la trilogía se ha convertido en la serie de libros más vendida de Amazon, ahí es nada) con lo cual parece ser que la amiga Collins conoce bien la receta para captar la atención de lectores y espectadores.

Vosotr@s, ¿Qué opináis? ¿Es para tanto la cosa? ¿Nos han vendido la moto y estamos ante un claro fenómeno del buen marketing editorial?

Me encantará recibir vuestros comentarios. Y leed todo lo que podáis, aunque no sea una obra maestra, seguro que aprendéis algo y os enriquece la experiencia de la lectura.

Artículos relacionados

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. Oscar Bryan
    11 septiembre, 2012
  2. Elis
    16 septiembre, 2012
  3. Vynith
    18 septiembre, 2012

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar