Pensamientos de perogrullo a un euro.

No es por borrarte la sonrisa de la cara, pero no sé si te has dado cuenta que trabajas en algo que no te motiva, para hacer más rico al dueño de tu empresa. Que con el sueldo que te ha pagado en agradecimiento por el último coche de lujo que gracias a tu sudor pudo comprar a su hija por su 18 aniversario, tú te dedicas a hacer más rico al banco cada mes. Ese banco que hizo más rico al constructor que le vendió por diez veces más de su precio de coste el piso en el que vives pensando que algún día será tuyo cuando pagues con los intereses más del doble del desmedido precio que el constructor le puso al banco.

Homer o yo?

Te peleas todas las semanas con alguien por defender a ese político que se hizo un chalet a costa de tu confianza y que comparte urbanización de lujo, con el dueño del banco, el de tu empresa y el constructor de tu piso.

Luces con orgullo el emblema de tu partido. Te has unido a no sé cuantos grupos en Facebook que hacían apología de su siglas y su ideología (así lo llaman aunque para ellos ya no signifique lo mismo que significa según el diccionario de la Real Academia de la Lengua), lo que te ha granjeado el recelo de algunos de los que consideras amigos en tu mundo virtual, aunque con más de uno nos has cruzado en tu vida real más de cuatro frases. ¿Y todo para qué?. Entre tú y yo, a tu partido se las sudas tú, se la suda tu vida, se la suda tus anhelos… sólo le mola tu voto. Está tan entregado al juego infantil e hipócrita de la política actual que se olvidó el motivo de su existencia… tú. Nosotros.

¿Has empleado más tiempo en defender tus sueños o en defender a tu partido político este último año?

Hoy José se ha apostado en la puerta de atrás del supermercado esperando poder conseguir algún alimento caducado con el que alimentar a su familia. Don Pepe se ha comprado a la misma hora un reloj de 60.000 euros. Ha pensado que era un despilfarro, que con ese dinero bien podría haberse comprado un par de cuadros para su ático de la playa.

La vida no es justa. Pero cómo va a serlo, si ni siquiera tú eres justo contigo mismo. ¿Cuántas veces has dejado de hacer lo que te apetecía ultimamente?

Te dicen que hay un paraíso después de la muerte…. pero que lo sepas, vida sólo tienes ésta, y hasta que no venga mi abuela fallecida que tanto me quería a decirme lo contrario, tengo la seguridad que es así.
Y no los dudes, los que más hablan de un paraíso después de la muerte… tienen el paraíso en vida… En la misma urbanización de lujo que el dueño de tu banco, el de tu empresa, el constructor de tu casa, el político corrupto de tu partido, Don Pepe y el dueño de la fabrica del reloj de Don Pepe.

Y hablando de religión…. Los milagros no existen. No esperes que las cosas cambien solas, no esperes que tu vida gire con un golpe de suerte. Sólo cuando uno se mueve las cosas cambian. Supongo que se empieza a andar con un pasito. Mañana puedes hacer algo que te apetezca. Aunque te de vergüenza, aunque una voz interior te ponga mil razones para no hacerlo. No la escuches. Muchas veces llamamos conciencia a lo que es tan sólo miedo.

¿Cuánto tiempo has dedicado el último año a pensar en tus sueños? ¿Has tratado siquiera descubrirlos?. Si estás convencido de que los conoces ¿Cuánto tiempo has dedicado a intentar realizarlos? Seguramente, como me pasa a mí, eres un experto en sabotearlos. Hay mil razones, empezando por la pereza, que nos dicen que es más fácil dejarse arrastrar por el río que nadar contra corriente, ¿verdad?

Sí, yo tampoco estoy bien en el estado de bienestar. Pero no tan mal como para dejar de nadar. Ahora sólo me queda hacerlo en la dirección adecuada… la dirección a mis sueños.

¿Considero este post un paso o es que mal día lo tiene cualquiera? Prometo tomarme una tila con el euro que espero que me paguen por él. Porque a fin de cuentas cuando me contrataron no me prohibieron escribir lo primero que se me pasará por la cabeza… aunque fuera de perogrullo.

Artículos relacionados

Acerca del autor

One Response

  1. holala
    29 abril, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar