Atrévete con todo, atrévete hoy a ser feliz


atrevete

  • Atrévete a levantarte de la cama de buen humor y con una sonrisa, a olvidarte de las prisas, y a quedarte debajo de la ducha cinco minutos más. Hazte este zumo de naranja que tanto te apetece el domingo por la mañana, pero que entre semana nunca haces con pretexto de no tener tiempo. Ponte esta camiseta llena de flores coloridas que te gusta solamente a ti, porque te acuerdas del día que la compraste un día de vacaciones en una playa de Méjico.

camisa

  • Atrévete a poner en el CD del coche este disco que escuchabas con tu padre y aunque siempre intentas negarlo enfrente de tus amigos, ya te sabes de memoria las letras de esas canciones de Julio Iglesias o de Raphael como si fuera el numero uno de los Cuarentas Principales. Canta a pleno pulmón un himno a Galicia o Yo soy aquel, mientras el amargado conductor del coche de al lado se pregunta qué te pasa y vocifera contra el atasco, la mierda de vida que lleva, contra sus niños ejemplos de la generación Niní, contra su suegra invalida que vive con él, y contra su malhumor que le provoca ulcera y gases intestinales.

    ra

  • Atrévete a saludar a tus compañeros, a preguntarles que tal les va aunque te miren como si te hubieras escapado del zoológico. Abre el correo, y contesta con diplomacia, primero al pesado del compañero que te hace la misma pregunta por quinta vez en quince días y después selecciona todos los correos de tu jefe y haz un delete.
  • Atrévete a pedir a esta chica (o chico) de la cuarta planta que te gusta si le apetece comer hoy contigo, llévala al restaurante asiático y hazla reír con tu destreza con los palillos chinos sin miedo a hacer el ridículo pero sin mandar el trozo de pollo al curry a su escote. No seas cobarde y mírala a los ojos. No te precipites y espera a la semana siguiente para proponerla ir al teatro. Atrévete a soñar con la promesa de un beso que todavía no existe, de unas caricias que se parece a la brisa de una playa mediterránea, de unos labios ávidos de geografía humana.
  • Atrévete a parar en el metro a escuchar a ése músico negro que toca en una esquina antes la indiferencia de los pasajeros demasiados ocupados en no perder un tren que pasa cada tres minutos. ¿De donde viene? ¿Donde aprendió a tocar esos ritmos, este canto con esta voz que te da ganas de marcar el paso y incluso emprender algunos pasos de baile. Dale algo de monedas pero sin quedarte corto, 1 euro no cambiará tu vida aunque a él es probable que sí.
  • Atrévete a anunciar que te vas para cumplir tu sueño: un año en África, o cruzar Estados Unidos a tu ritmo, o que te apuntaste a una universidad de Montana a un taller de escritura literaria, o que finalmente vas a reformar la casa del abuelo en el pueblo donde tanto te gustaba jugar de pequeño, o que vas a intentar montar un restaurante vegetariano en Buenos Aires. Vendiste tu apartamento y tu coche, regalaste los muebles sin valor de Ikea (los mismos que tiene tu vecino), diste los libros que guardaste con la idea de volver a leerlos pero que nunca abriste de nuevo, tiraste todos esos artilugios electrónicos que te parecían tan útiles en tu época de consumo frenético, incluso llegaste a separarte de la televisión (eso si: después de haber visto el ultimo episodio de “Lost”) pero sobre todo estudiaste y calculaste los riesgos y el presupuesto porque sabes que cumplir su sueño no se improvisa. Los compañeros se miran incrédulos, no le gusta que se le recuerde que hay más opciones en la vida que la que dicta la norma social y el mercado. No le gusta que alguien se atreva a abrir de par en par las ventanas de sus vidas encerradas en la rutina y que un aire fresco venga a barrer el polvo de sus certitudes.
  • ba

  • Atrévete a poner con una sonrisa tu dimisión en la mesa de tu jefe, incluso mándale a tomar por culo, una venganza mezquina para este tono de voz prepotente que suele usar en las reuniones, y quédate así a gusto contigo mismo, y no le des mas explicaciones.

Atrévete, hoy, a ser feliz.

Artículos relacionados

Acerca del autor

5 Comentarios

  1. serialuser
    3 junio, 2010
  2. Ikeisenhower
    4 junio, 2010
  3. holala
    6 junio, 2010
  4. Marta
    16 junio, 2010

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar