En Buena Compañía, un blog para crecer, conocer y desarrollarse

en buena compañia

Tenía pendiente desde hace ya mucho tiempo (demasiado) escribir un artículo para mencionar y a la vez recomendar el último trabajo de un amigo del blog y del que escribe: En Buena Compañía.

Estamos hablando de Jesús Garzás, polifacética persona, monoliguista, gestor de equipos, escritor, bloguero, coach y desde hace no mucho tiempo, también padre. He tenido el placer de trabajar en con él o al menos verle trabajar en mayoría de sus facetas (menos la de padre, que sigo por Facebook) y como dije anteriormente, recomendarle es lo mínimo que se merece.

Su propia introducción al blog

He estado pensando una forma de presentaros su blog, no sólo a su persona y no lo voy a hacer mejor que él en ningún caso. Os dejo su propia presentación, donde reconoceréis su humor, su característica forma de escribir y a la vez él mismo os transmitirá lo que pretende:

Jesús Garzás En Buena Compañía

Cuando escribo estoy en mi elemento.

De niño me rompí la pierna en la época pre-maquinitas (para los más jóvenes, las maquinitas son las madres de las videoconsolas) y decidí que un buen modo de pasar el tiempo mientras estaba postrado en cama era juntando letras. Desde entonces no he parado de hacerlo.

De joven, por aquello de la nota media en selectividad y una visión de futuro influenciada por la película “Juegos de guerra”, decidí estudiar informática. Y en ese feliz mundo controlado de pura lógica, regido por ceros y unos, cultivé una carrera que considero exitosa por empresas como Banco de Santander, IBM, Microsoft o Roche Farma.

Hasta que un día hace ya 9 años me hicieron jefe y ungido por la sabiduría universal que viene de regalo con el puesto me encontré orientando a gente sobre el desarrollo de su carrera. Vamos, que hacía lo que podía sin tener idea. Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas.

Así, más por responsabilidad profesional que por otra cosa, comencé a interesarme por la gestión del potencial humano, y a observar que manejada eficientemente deparaba buenos resultados para las empresas a las vez que bienestar a sus empleados. Hoy el desarrollo de personas es mi pasión y mi profesión. Sin apenas darme cuenta me fui alejando del controlado mundo lógico de la informática y acercándome a terrenos tan apasionantes e impredecibles como el de la motivación, el liderazgo o el coaching. Sí, lo reconozco, en ocasiones veo coachees.

A estas alturas supongo que a nadie le sorprenderá que haya creado este blog, un lugar donde escritura y desarrollo de personas se cogen de la mano con la intención de formar, informar y, no menos importante, entretener.

Gracias por leerme y así acompañarme en las próximas líneas de mi vida aún por escribir. Vuestros comentarios serán siempre bienvenidos.

Algunos artículos que os recomiendo para empezar

  1. Depresión post-vocacional. ¿Enfermedad o síntoma?
  2. ¿Qué tipo de empleado eres? ¿MI, ME, DI o DE?
  3. Redes sociales corporativas: El secreto está en la masa… encefálica.

Artículos relacionados

Acerca del autor

2 Comentarios

  1. chuscurro
    16 septiembre, 2014
  2. De Cabo
    16 septiembre, 2014

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar