¡Adiós al eje!


Parece que tras las elecciones francesas, el segundo punto de apoyo ha fallado y el eje se ha ido a pique. El primer punto de apoyo se fue al suelo cuando la “fracasada”Angela Merkel ganó las elecciones en Alemania. Ahí el asunto comenzó a tambalearse, pero es que ahora también falla Chirac. ¿Consecuencia? Jose Luis ya no tiene a quien contarle su “the last time of the government, everyday… all day… bonsais”. Dos menos. Así se ve que mientras la mayoría de países relevantes Europeos y del mundo tienen gobiernos liberales, en España seguimos a la altura del nivel de ingles de José Luis.

Aproximadamente 7 putos entre el candidato conservador Sarkozy y la socialista Royal han hecho que el país galo haya sido la ultima nación europea en decantarse por un partido liberal como forma de progreso. Además no se ha decantado por cualquier tipo de gobierno liberal, sino que el pueblo francés se ha decidido por un presidente sin complejos, sin complejos a decir que “devolverá a los franceses el orgullo de ser franceses”, sin complejos para decir que creara un ministerio para la identidad francesa y sin complejos a imponer cosas tan básicas como la disciplina en las aulas. Le pese a quien le pese y se diga lo que se diga. Sabe que tiene el apoyo mayoritario de Francia. Si soy sincero debo decir que no me alegro completamente de que haya ganado Sarkozy, pues ahora los franceses progresaran más deprisa que nosotros, igual que cuando aquí gobernaba Aznar y España crecía a un ritmo casi el doble que el resto de países europeos. De ahí que algunos hablasen del “milagro español”. No era un milagro, eran las cosas bien hechas.

Nosotros aquí, desde nuestro mundo de luz y color pronto veremos los primeros resultados de la política del país vecino, unos supongo con envidia (entre los que me incluyo) y otros negándola, aunque a mi lo que realmente me gustaría ver es a un líder de la oposición con el carácter de Sarkozy: sin complejos a decir las cosas claras le pese a quien le pese. Probablemente muchos dirían que es un franquista. Serian los de siempre, incluso el ministro de justicia podría decir de nuevo que “luchamos contra los padres y ahora nos toca luchar contra los hijos”. Quizá sea ese el problema, que en este país, en cuanto los analfabetos de siempre comparan a la derecha con la dictadura, a esta le entra la “complejistis”. ¿No habrá nadie en el Partido Popular sin esos complejos? En primera instancia solo se me ocurre una persona. Una mujer. La que supongo tomara las riendas del PP en caso de que éste no gobierne la próxima legislatura y la misma que se prevé saque 10 puntos a Simancas en las próximas elecciones autonómicas. Ella seria nuestra Sarkozy.

Artículos relacionados

Acerca del autor

3 Comentarios

  1. Sylar
    14 mayo, 2007
  2. Call me Ishmael
    18 mayo, 2007
  3. Enrique
    18 mayo, 2007

Deja tu comentario

Mostrar
Ocultar